Los cereales en nuestro organismo

cereales

Los cereales son unos alimentos muy importantes para el buen desarrollo del organismo, contienen propiedades que nos ayudan a empezar cada mañana con mucha energía.

Debemos distinguir los distintos tipos, existen los destinados a los más pequeños de la casa y los cereales que suelen tomar los adultos, los primeros son muy ricos en hidratos de carbono, proteínas y azúcares, mientras que los otros son más “naturales”.

Están compuestos de muchos nutrientes que nuestro cuerpo necesita para realizar correctamente sus funciones. Son ricos en hidratos de carbono, minerales y vitaminas que son añadidas posteriormente. Los hidratos son necesarios para el desarrollo de los niños porque les ofrecen energía para aguantar todo el día.

Cereales en niños

Los minerales, como el hierro, zinc o selenio les ayudan a desarrollar sus niveles cognitivos de los niños. Las vitaminas les ayudarán a no padecer ninguna enfermedad y estar más fuertes contra los virus. Además, se desarrollarán mejor y crecerán sanos y fuertes.
Sin embargo, si nuestro hijo tiene algún tipo de alergia alimentaria, deberemos ir con cuidado, pues los más comerciales pueden contener trazas de productos a los que sea intolerante.

Cereales en adultos

Los adultos buscan otras cualidades en los cereales, las industrias conocen esas necesidades y por ellos nos “venden” otro tipo de cereales. Los cereales para adultos contienen menos cantidad de hidratos de carbono, proteínas y azúcares. Existen variedades integrales las cuales tienen fibra que ayudan al tránsito intestinal. Ayudan al equilibrio y evitan que el exceso de azúcar en el organismo desarrolle diabetes o colesterol.

No debemos abusar de ellos, hay que tener claro que los niños y los adultos tienen diferentes ritmos y no necesitan comer lo mismo. Debemos evitar darles a los niños muchos productos destinados a adultos y viceversa.

Son buenos si se consumen equilibradamente, hay que compartirlos con carnes, pescados, verduras, huevos, lácteos, etc. Sin embargo, para los niños, nos pueden salvar de situaciones puntuales si no están dispuestos a comerse un plato de verduras al vapor con aceite de oliva, aunque menos saludable son los cereales, sabremos con certeza que podrán aguantar todo el día con energía.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *