Levadura de cerveza

Queremos darle más visibilidad a la levadura de cerveza, una visibilidad que creemos que se merece ya que es un producto natural muy beneficioso para el organismo.

Hablaremos sobre qué es exactamente, cuáles son sus valores nutricionales, beneficios, dónde se puede conseguir y cuál es la mejor manera de consumirlo.

Qué es la levadura de cerveza

La levadura de cerveza es un tipo de levadura u hongo que se obtiene a partir de la malta de la cerveza. Ésta se queda en el fondo de los tanques de la cerveza, en los que se utilizan para madurar y almacenar la cerveza en frío. Después de su lavado y secado, es un producto listo para consumir.

Aunque pueda parecer contrario, la levadura de cerveza no tiene nada de alcohol.

Propiedades de la levadura de cerveza

La levadura de cerveza previene y cura dolencias de distintas índoles del organismo. No es un producto muy conocido, por lo que sus análisis e investigaciones no se han extendido en demasía.

Contribuye en el funcionamiento normal de los órganos digestivos además de ser beneficioso para la piel.

Es rica en aminoácidos esenciales, sus proteínas son de muy alto valor biológico, destacamos los siguientes aminoácidos:

  • Histidina.
  • Lisina.
  • triptófano.
  • Leucina.
  • Fenilalanina.
  • Cistina.

Es por ello, que la levadura de cerveza es una fuente esencial para la formación y la restauración celular. Pero además, es un alimento compensador de carencias y catalizador indispensable para el uso de los hidratos de carbono gracias a sus vitaminas.

Es el elemento nutritivo más indicado para el sistema nervioso. Por su contenido en vitaminas del complejo B, ayuda a que el cuerpo se desarrolle correctamente, mejora la visión, la piel y las mucosas, además, puede tratar problemas en la vesícula biliar y del hígado.

Por otro lado, ser rico en ácido fólico le asegura el mantenimiento de la integridad de los intestinos y una ayuda para la reposición sanguínea, por lo que es un alimento recomendado para evitar la anemia.

Destacan algunos minerales sobre los otros, dentro de la levadura de cerveza encontramos una buena cantidad de potasio y de fósforo, dos componentes con altos valores biológicos. El fósforo es esencial para un buen equilibrio de la acidificación de la sangre, mientras que el potasio ayuda a metabolizar las células del agua. En menor medida cuenta con dosis de calcio y hierro. Esenciales para la formación de los huesos y para no sufrir anemia.

Por último, se recomienda la levadura de cerveza para realizar una limpieza el tuvo digestivo, por lo que se le considera una sustancia depurativa natural. Si lo que se busca además, es una limpieza de la sangre, podemos consumirla durante un par de meses, para lograr un éxito de depuración en el organismo.

Beneficios de la levadura de cerveza

La levadura de cerveza es una rica fuente de energía. Rica en vitamina B y gracias a sus ácidos grasos insaturados también puede reducir el colesterol malo. Es muy beneficiosa para nuestro organismo, ofrece gran cantidad de nutrientes.

Recordamos que la levadura de cerveza es un tipo de hongo que fermenta la malta, no tiene azúcares, sólo proteínas y un gran valor biológico. Hay que diferenciar dos tipos de levadura: una destinada al consumo humano y otra que es la levadura cerveza virgen que no es buena consumirla, puede llegar a producir diversos problemas gastrointestinales.

No contiene alcohol, lactosa o gluten, lo que le hace ser un producto ideal para el consumo humano, independientemente de las alérgenos.

  • Es una fuente muy completa de vitaminas B. Protegen el sistema inmunológico, favorece la calidad de nuestro cabello, nuestros huesos y uñas. Una sustancia que no debería faltar en nuestra dieta ya que las vitaminas B tan sólo las conseguimos a través de los alimentos.
  • Regula el colesterol. La levadura de cerveza es rica en ácidos grasos insaturados y lecitina, sustancias que reducen nuestro nivel de colesterol y triglicéridos.
  • Es un potente suplemento alimenticio. Muy recomendado para todas aquellas personas que sufren algún tipo de déficit.
  • Controla el azúcar en sangre y la tensión. Por ello, tanto diabéticos como hipertensos pueden consumir levadura de cerveza e introducirla en su dieta diaria.
  • Ayuda a cicatrizar, cuidar y regenerar la piel.
  • Combate el estreñimiento ocasional. Tomar una cucharada al día nos aportará un suplemento en fibra que evitará un atasco en los intestinos.
  • Activa el sistema inmune. La gran cantidad de vitaminas B hace que las grasas, proteínas e hidratos de carbono se conviertan en energía. Así nos fortalecemos para luchar contra enfermedades, nos aporta resistencia y más animo para afrontar los días.
  • Regula el funcionamiento de nuestra glándula tiroidea. Los nutricionistas recomiendan su consumo para que la glándula trabaje con total normalidad.
  • Regenera la flora intestinal.

¿Engorda o adelgaza?

Este producto se ha hecho muy popular gracias a sus propiedades y beneficios. Es un suplemento muy útil para suplir las carencias vitamínicas.

Las cantidades que se necesita consumir de levadura de cerveza para aumentar las dosis y niveles de vitaminas son muy pequeñas como para hablar de un fuerte aporte calórico. Ningún alimento por sí solo nos hace engordar o adelgazar. En el caso de la levadura, puede surgir un aumento del apetito en el caso de existir un déficit de vitaminas del grupo B.

Con una dieta equilibrada, ejercicio semanal moderado y con un consumo natural este suplemento no llegaremos a engordar, en realidad, estaremos más saludables, aumentaremos las propiedades nutricionales y terapéuticas.

Por lo que si te estás planteando el consumir levadura de cerveza, no tengas temor en coger peso si lo consumes, no te hará engordar. No te ayudará a perder la barriga o esos kilos que te sobran por sí sola, sino que te aportará energía y vitalidad para poder cumplir tus metas.

Levadura de cerveza para el pelo

La salud del cabello también es importante, dentro del mundo de la belleza se tiene muy en cuenta cómo de sano está nuestro pelo. La levadura de cerveza nos ayuda a mejorarlo, hacerlo más bonito, brillante y es capaz de frenar la caída capilar.

Cuando se debilitan los folículos pilosos o si tenemos una carencia de determinados nutrientes, es bueno consumirlo para aumentar la fuerza del cuero cabelludo. Podemos hacer tratamientos caseros con ingredientes naturales en casa, son efectivos, económicos y no ponemos nada en peligro.

Se utiliza tanto para el consumo humano como para realizar tratamientos de belleza.

Levadura de cerveza y el acné

Por otro lado, también nos puede servir para tratar el acné. Contiene grandes cantidades de vitamina B8, una sustancia que ayuda a mejorar el metabolismo del organismo. Elimina toxinas acumuladas que pueden ser las culpables de los molestos granos o espinillas.

Puedes optar por dos tipos de tratamientos diferentes:

  • En polvo: se ingieren alrededor de 20 gramos al día.
  • En forma de mascarilla: se mezclan los polvos con otros ingredientes naturales para hacer el tratamiento tópico.

Este producto ayuda a tratar los diferentes tipos de acné que podemos padecer:

  • Premenstrual.
  • Conglobata.
  • Vulgar.
  • Queloideo.
  • Rosácea.
  • Quístico.

A continuación te decimos con qué otros productos naturales puedes mezclar la levadura:

  • Leche.
  • Aceite de germen de trigo.
  • Agua.
  • Yogur.
  • Aloe vera.
  • Vinagre de manzana.

Cómo tomar levadura de cerveza

La levadura de cerveza se puede encontrar en diferentes formatos, como es el polvo o en copos. Si se consume de modo natural, directamente tiene un sabor amargo, pero a día de hoy, ese sabor amargo lo extraen directamente para que podamos añadirlo a diferentes comidas.

Se puede espolvorear sobre ensaladas, sopas, guisos, batidos, zumos o mezclarla con copos de avena y realizar diferentes postres.

Por otro lado, puedes optar por consumirla en forma de pastillas o cápsulas. Una manera más cómoda e igual de eficaz.

La dosis diaria recomendada se encuentra entre dos o tres cucharadas, se deben repartir en varias tomas a lo largo del día. Por último, si decides consumirla en pastillas, deberás seguir las indicaciones del prospecto del fabricante.

Valor nutricional

  • Contiene una gran cantidad de proteínas, además, de un alto valor biológico.
  • Es ideal para los que siguen una alimentación vegetariana, ya que contiene además, muchos aminoácidos esenciales.
  • Por otro lado, el alto contenido en hierro hace que sea indispensable para aquellos que luchen por evitar padecer anemia.
  • Es uno de los alimentos más ricos en vitamina B, con lo cual, la gente que se suele estresar o siente ansiedad es un buen aliado para combatir esos sentimientos.
  • Su alto contenido en cromo lo hace ideal para los diabéticos, obesos y especialmente aquellos que les pirra el dulce.
  • Su alto contenido en ácido fólico es muy recomendable para las mujeres embarazadas, aunque siempre recomendamos que se consulte cualquier duda con los profesionales de la medicina.

Contraindicaciones

La levadura de cerveza no tiene ningún efecto secundario que sea digno de reseñar, sin embargo, como todos los alimentos, se deben consumir con conocimiento de causa y sin abusar de ellos.

Existen algunas excepciones a tener en cuenta a la hora de consumirlo ya que podemos agravar nuestra salud si ya padecemos alguna enfermedad. Los siguientes grupos de personas deberán consultar con su médico antes de lanzarse a consumir la levadura de cerveza ya que podría tener consecuencias.

  • Las personas con enfermedades crónicas.
  • Personas con deficiencias en su sistema inmune.
  • Personas con diabetes.
  • Los que sufren de gota.
  • Aquellos que padecen acné iatrogénico.

Dónde comprar y precio

Al ser tan popular desde hace un tiempo, la levadura de cerveza se puede conseguir en cualquier establecimiento de comida, es decir, desde las grandes superficies hasta los herbolarios y tiendas especializadas en productos naturales. Si te animas siempre a comprar a través de Internet, existen muchas plataformas que lo ofrecen de manera segura y fiable.

Siempre aconsejamos leer bien los prospectos y el etiquetado. Hay que buscar el producto puro y de marcas conocidas, ya que en muchas ocasiones, aunque veamos un producto que nos vende lo mismo a un menor precio, puede ser sospechoso.

En ese caso, podemos encontrar varios precios dependiendo del formato en que decidamos consumirlo.

  • Levadura en copos: 150 gramos alrededor de 3 o 4 euros.
  • Comprimidos: 200 -300 comprimidos entre 6 y 10 euros.
  • Cápsulas: 50 cápsulas alrededor de 6 euros.

Siempre dependerá de la casa que elijas, la cantidad y la procedencia. No olvides en consultar cualquier duda al especialista del herbolario.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.