Leche de almendras

Actualmente, la leche de almendras es una de las leches vegetales más populares gracias a su sabor almendrado y su textura cremosa.

A continuación realizamos un repaso por los aspectos más importantes de la leche de almendras: propiedades, contraindicaciones, contenido calórico…

Qué es

Al igual que la de soja o la de avena, la leche de almendras es una leche de origen no animal. Posee un agradable sabor almendrado y es una buena opción para vegetarianos, veganos, personas con intolerancia a la lactosa y, en general, para todo aquel que necesite recortar la ingesta de lácteos. Sus usos son los mismos que los de la leche normal: café, cereales, smoothies, horneados…

Propiedades

En sus versiones puras (sin aditivos), la leche de almendras es baja en calorías y presenta riqueza en grasas saludables. También destaca por su riqueza natural en bastantes vitaminas y minerales, especialmente vitamina E. Además, no contiene grasas saturadas, soja, lactosa ni colesterol.

Beneficios de la leche de almendras

Cuando no contiene azúcares añadidos ni ingredientes artificiales, la leche que nos ocupa en esta ocasión ayuda a controlar el azúcar en la sangre. Esto la hace adecuada para diabéticos.

Las investigaciones demuestran que puede reducir el colesterol LDL, la inflamación y mejorar la función cerebral. Asimismo, aumenta la belleza de la piel, promueve la salud del corazón y ayuda prolongar la sensación de saciedad.

¿Engorda?

Todo depende de la versión. Hay leches de almendras que contienen 30-40 calorías por taza. Eso significa un ahorro de más de la mitad de calorías respecto a la leche de vaca desnatada. Sin embargo, las versiones azucaradas pueden ver multiplicadas su calorías por dos o incluso más.

Leche de almendras y tiroides

Existen opiniones encontradas en lo que respecta a los efectos de las almendras sobre la glándula tiroides. Unos expertos advierten de que puede afectar a la asimilación de yodo de esta glándula y conducir así a un agrandamiento de la misma, mientras que otros consideran la leche de almendras como una impulsora del poder inmunológico.

Lo mejor es consultar con tu médico antes de realizar cualquier cambio importante en tu alimentación, como cambiar el tipo de leche.

Contraindicaciones

Las personas con alergia a los frutos secos pueden sufrir una respuesta alérgica en la piel. La leche de almendras también puede provocar un brote en personas con la enfermedad de Crohn. Si es tu caso, considera consultar con tu médico antes de incluirla en tu dieta.

Si tienes tendencia al acné, ten en cuenta que, cuando incluye aditivos como azúcar y aceites vegetales, la leche de almendras puede provocar brotes de acné o empeorar las afecciones de acné ya existentes.

¿Aparecen ingredientes con nombres difíciles de pronunciar en la etiqueta? No todos son perjudiciales para la salud, pero hay que ir con precaución en lo que se refiere a los ingredientes artificiales. Especialmente si estás llevando a cabo una dieta libre de comidas procesadas por recomendación médica.

Sustituir la leche de vaca por la de almendras puede provocar una reducción en los niveles de calcio y vitamina D. Para prevenirlo, busca versiones fortificadas con estos dos nutrientes. Si tomas leche de almendras casera, asegúrate de que tu alimentación incluye buenas fuentes de calcio.

A pesar de no contener lactosa, la leche de almendras puede provocar síntomas similares a los de la intolerancia a la lactosa en algunas personas. Esto puede deberse a un efecto placebo o a que el cuerpo necesita tiempo para adpatarse a sus proteínas.

Receta

  • Para hacer leche de almendras casera hay que poner las almendras en remojo durante al menos ocho horas.
  • Después se añaden a un vaso americano junto a cinco tazas de agua mineral por cada taza de almendras. Aumenta o reduce la cantidad de agua en función de si te gusta más espesa o más líquida.
  • Tritura durante 1-2 minutos hasta conseguir una bebida suave y cremosa. Para terminar cuélala y consúmela en el momento. También se puede conservar unos días en el refrigerador. En este caso, agítala bien antes de servir.
  • El extracto de vainilla y la sal se encuentran entre los muchos ingredientes opcionales que puedes añadir a tu leche de almendras casera, aunque cuánto más pura la mantengamos, más saludable será.

Valor nutricional

Una ración de leche de almendras aporta un gramo de fibra, tres gramos de grasa y el 50 por ciento de la dosis diaria de vitamina E recomendada. En el caso de la tiamina, riboflavina y magnesio, los porcentajes alcanzan el 11, el 7 y el 5 por ciento, respectivamente.

Su aporte de calcio es insignificante. Cabe señalar que las versiones fortificadas pueden alcanzar los 300 mg de calcio, igualando a la leche desnatada. Sin embargo, existen numerosos estudios que señalan que no es aconsejable tomar suplementos de calcio.

El mayor problema de la leche de almendras es que es pobre en proteínas (1.5 g) y otros muchos nutrientes, si se compara con la leche de vaca y las demás leches vegetales. Eso la convierte en la elección menos buena para el consumo diario.

Dónde comprar leche de almendras

Actualmente, la mayoría de supermercados ofrecen leche de almendras. Así que se trata de un producto que no es difícil de encontrar. Sin embargo, tienden a presentar numerosos aditivos. Para conseguir leches de almendras puras es necesario dirigirse a tiendas naturales o prepararla uno mismo en casa.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Alimentos, Nutrición

Miguel Serrano es un redactor de contenidos web centrado en la salud y la moda. En su rol en NutriDieta ha cubierto una amplia gama de temas de salud y bienestar durante más de cinco años. Entusiasta de los remedios naturales y la comida sana, a Miguel le encanta ayudar a las personas a tener un estilo de vida más saludable. Sus tres actividades físicas favoritas son el yoga, el running y caminar. También ha practicado deportes como el fútbol, el fútbol sala o el fitness.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.