¿Por qué la dieta vegetariana es altamente saludable para el corazón?

Comer menos carne en favor de la fruta y la verdura es una sabia decisión desde todos los puntos de vista. Y es que tanto si sigues una dieta vegetariana como si implantas varios días libres de carne en tu semana, los beneficios para tu corazón pueden ser enormes.

Las siguientes son las razones por las que las personas que siguen dietas basadas en las plantas suelen tener un sistema cardiovascular más fuerte.

Las plantas tienen menos grasas saturadas

Generalmente sólidas a temperatura ambiente, las grasas saturadas se encuentran en productos cárnicos y animales (carne de vacuno, cordero, mantequilla, queso y productos lácteos altos en grasa). Algunos de procedencia vegetal, como el aceite de coco, la manteca de cacao y aceite de palma, también las contienen.

Consumir grasas saturadas aumenta la cantidad de colesterol en la sangre, elevando el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular. Los expertos recomiendan no superar los 13 gramos diarios.

Las plantas aumentan la presencia de fibra en la dieta

Tomar más fibra reduce el colesterol malo que circula por el cuerpo. La fibra interactúa con el colesterol malo en el tracto digestivo, ayudando a eliminarlo más rápidamente del organismo. Este nutriente esencial se encuentra en alimentos como las alubias, las lentejas, la fruta, la verdura y los frutos secos.

Comer menos carne reduce el riesgo de diabetes y obesidad

Comer carne se asocia con un mayor riesgo de diabetes tipo 2, lo que a su vez duplica las probabilidades de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular. Seguir una dieta vegetariana o ampliamente basada en las plantas disminuye la obtención de grasas saturadas. Eso ayuda a perder peso y, por lo tanto, a disminuir el riesgo de diabetes y obesidad. Además de no aportar grasas saturadas, las frutas y verduras tienen menos calorías y más agua, saciando más el apetito.

Las frutas y verduras disminuyen la tensión arterial alta

A las personas con hipertensión se les suele recomendar que intenten reducir la ingesta de sodio y carne en favor de frutas y verduras. Dicha estrategia funciona en muchos casos.


Categorías

Dietas

Miguel Serrano

Soy redactor de contenidos web y escribo en blogs de diferentes temáticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *