Diferencias entre los dos tipos de grasas saludables: las monoinsaturadas y las poliinsaturadas

Nueces

Las nueces contienen grasas poliinsaturadas

Todas las grasas saludables son beneficiosas para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Sin embargo, es importante aprender a diferenciar entre grasas monoinstauradas y grasas poliinsaturadas.

Las grasas monoinsaturadas pueden reducir de forma discreta los niveles de colesterol LDL, mientras que las poliinsaturadas no sólo reducen el de tipo LDL, sino que aumentan los niveles del colesterol HDL, también conocido como colesterol bueno. Además, algunas formas de este tipo de grasa, como los ácidos grasos omega 3, también pueden reducir los triglicéridos.

Bajo estas líneas puedes ver dos listas; la primera está formada por alimentos que contienen grasas monoinsaturadas, mientras que la segunda la integran alimentos que nos aportan grasas poliinsaturadas, que, como hemos visto antes, son más beneficiosas para el organismo:

Grasas monoinsaturadas:

Olivas
Frutos secos (almendras, anacardos, pistachos)
Aguacate
Semillas (sésamo)
Aceites (oliva, sésamo, cacahuete, canola)

Grasas poliinsaturadas:

Nueces
Semillas (calabaza, girasol)
Linaza
Pescado (salmón, atún, caballa)
Aceites (cártamo, soja, maíz)

Si tienes dudas sobre en qué tipo de grasas saludables es más rico un producto determinado, puedes echar un vistazo a su etiqueta antes de añadirlo al carrito de la compra, ya que habitualmente las grasas monoinsaturadas y las poliinsaturadas aparecen por separado debajo de “contenido total de grasa”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *