Dieta de la fresa

Estamos en plena época de fresas y fresones. Por ello, os traemos una monodieta que tiene como protagonista esta dulce, rica y roja fruta que brinda a nuestros paladares un sabor exquisito.

Una dieta que no se ha de prolongar durante mucho tiempo ya que como bien se aprecia en el título, se compone en su mayoría de la fresa y algunos otros alimentos.

Esta dieta es perfecta para conseguir tus metas, si crees que te sobra algún kilo, con ella podrás depurar y desintoxicar tu organismo sin creerlo y sin notarlo, tan sólo te sentirás cada vez mejor, y será gracias a la fresa.

Se puede realizar de varias formas esta dieta, a continuación te las contamos:

Perder peso con la dieta de la fresa

Si lo que se busca es bajar de peso rápido, lo podrás conseguir con esta dieta, aunque no es nada aconsejable alargarla más de lo debido, porque sino, tu cuerpo empezará a tener carencias de otros alimentos y te pasará factura, por lo que presta atención, la salud es un tema muy importante y no se tiene que andar jugando con ella.

Esta dieta, está dedicada a las más adictas de las fresas ya que incluye las fresas como alimento único repartidas en cinco comidas, una toma de 400 gramos por cada comida. Como mucho se podrá realizar durante tres días y no se deberá sobrepasar.

Se puede combinar con otras frutas, por ejemplo, reducir la toma a 300 gramos de fresas y otra pieza de fruta diferente. Esto hará que tu cuerpo se desintoxique ya que tendrás un alto contenido en fibra durante esos tres días. Evitarás el estreñimiento y te sentirás saciada gracias a la fructosa de la fruta.

Por otro lado, si no te ves capaz de estar tres días comiendo tan sólo fruta o fresas, te aconsejamos que incluyas lácteos desnatados en el desayuno y la cena, así como algún caldo de verduras casero para comer, esto saciará tu apetito por el “salado” y conseguirás tu objetivo de perder un par de kilos sin apenas esfuerzo.

Como se puede observar, es una dieta muy restrictiva, está pensada como terapia de choque para hacer el estómago más pequeño. Ideal como dieta depurativa y muy recomendada para tomar en épocas festivales y de calor.

Las fresas no tienen apenas grasas y tienen alto contenido en antioxidantes, vitamina C, B6 y K. Perfecta para aumentar los niveles de manganeso, magnesio y hierro. Por último, es fantástica para tener buenas digestiones y regular nuestro colesterol. Unos beneficios que notaremos sin dudar.



Licenciada en comunicación audiovisual que busca en la nutrición, el fitness y las propiedades de los alimentos no una solución a un problema sino un estilo de vida propio. Desde pequeña tuve contacto con diferentes deportes: natación, volley-ball, baloncesto y tenis. Mientras que en casa se nos mostró el camino hacia una buena alimentación desde bien pequeños, donde se premiaba la calidad ante todo. De ahí surgió mi gran interés a la gastronomía y las buenas cualidades de los alimentos. A día de hoy resido en el campo, disfrutando cada bocanada de aire fresco mientras os cuento con gusto todo lo que deseáis saber sobre dietas, buenos alimentos y remedios naturales. ¡La vida sana te enganchará!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.