Dieta de los 13 días

A día de hoy encontramos gran cantidad de dietas que podemos seguir, empezar y dejar. No todas las dietas son iguales, cada una se adapta a un objetivo diferente, ya sea perder grasa localizada, perder líquidos o generar mayor masa muscular.

Una de las dietas que queremos que conozcas a continuación es la dieta de los 13 días, también conocida como la dieta de la NASA, una dieta baja en calorías que te ayuda a adelgazar entre 6 y 10 kilos en 13 días. 

En las dietas hay que tener siempre en cuenta que no todas les va a funcionar por igual a todas las personas, porque cada uno tenemos un propio metabolismo, una tolerancia diferente a los alimentos, mayor actividad deportiva y física, entre muchas otras variantes.

En este caso, la dieta de los 13 días es una dieta rápida que nos permite adelgazar eficazmente y nos motiva ya que los efectos de la dieta son visibles desde el tercer día, por ello, gusta tanto y nos ayuda a continuar y no desganarnos.

Ten en cuenta

Hay que tener muy claro que este tipo de dietas están diseñadas como regímenes de choque para que el cuerpo empiece a quemar más grasa de lo normal, son dietas de choque para preparar al cuerpo para una dieta más controlada y de larga duración.

Esta dieta no debe sobrepasar los 13 días y no se debe repetir en el tiempo. Surgió a partir del régimen que llevaban a cabo los astronautas porque era la alimentación que llevaban durante su preparación física en las expediciones al espacio.

Cuando nos disponemos a realizar una dieta de este tipo tenemos que tener claro el objetivo y ser constantes, si no nos encontramos mentalizados y preparados psicológicamente no tenemos que insistir ni forzarnos.

Dieta de los 13 días

La dieta de los 13 días se compone de tres comidas al día, es decir, desayuno, comida y cena. El resto de comidas, el almuerzo de media mañana y la merienda consistirán en infusiones, tés o café solo, sin azúcares ni leche, tan sólo se podrá endulzar con edulcorantes naturales.

La dieta en sí, es algo estricta, a continuación te contamos cuáles son las recomendaciones a seguir:

  • No hay que olvidar que es muy importante la hidratación, hay que beber un mínimo de 2 litros de agua al día.
  • Está prohibido consumir azúcar y sus variantes, gominolas, chocolates, bollería, etc.
  • No se pueden consumir salsas industriales.
  • Dos cucharadas soperas de aceite virgen extra al día.
  • Hay que combinar la dieta con ejercicio físico.
  • El vinagre ideal es el de sidra de manzana o de manzana.
  • No se debe sobrepasar los 13 días de la dieta porque podrías correr el riesgo de padecer anemia y desnutrición.
  • Se deben evitar las grasas transgénicas.
  • No se pueden beber bebidas carbonatadas aunque sean sin azúcares añadidos o bebidas alcohólicas.

Es una dieta muy baja en calorías entre 500 y 700 kcal al día es lo que consumimos, lo que supone un gran reto para quien la intenta llevar a cabo, aunque la pérdida de peso es notoria. Hay que tener en cuenta que la dieta de un adulto es de aproximadamente 2.200 kcal al día.

Como todas las dietas se necesitan conocer todas las reglas para poder seguirla adecuadamente y conseguir el objetivo.

Por lo que tenemos que seguir las recomendaciones citadas anteriormente e intentar cumplirlas durante esos 13 días para adelgazar progresivamente.

Menú a seguir durante 13 días

A continuación te contamos cuál es el menú de esta dieta para que puedas ser consciente de qué tipo de alimentos son los que se tratan y cómo se deben consumir.

Desayuno

Los desayunos se alternarán, se podrá consumir té, infusión o café solo sin endulzar y una rebanada de pan integral. Si un día desayunas la rebanada de pan al día siguiente no se podrá consumir.

Merienda

Las meriendas sólo podrán ser a base de líquidos, infusiones, café solo o tés sin endulzar, tan sólo endulzantes naturales que no aportan calorías.

Comidas

A continuación te proporcionamos las comidas que puedes realizar durante las dos semanas de duración de la dieta.

  • 2 huevos duros, plato de espinacas crudas o cocinas al vapor.
  • 150 gramos de pollo o pavo a la plancha sin aceite, ensalada de tomate y lechuga, una pieza de fruta de temporada.
  • Tortilla de dos huevos y ensalada de arvejas con tomate.
  • Zanahorias ralladas, un huevo duro y queso gruyere descremado.
  • Pechuga de pollo a la plancha sin aceite y  tomate con orégano.
  • Pechuga de pavo y verduras al vapor y ensalada de frutas.
  • Taco de atún con crema de calabaza.
  • Sopa de verduras y ensalada de hortalizas frescas.

Cena

Por último, te contamos cuáles pueden ser las cenas a seguir:

  • 150 gramos de carne magra a la plancha y ensalada de lechugas varias con vinagre de manzana.
  • 150 gramos de jamón cocido y ensalada de lechuga.
  • Ensalada de frutas sin endulzar y yogur desnatado.
  • Ensalada verde con 150 gramos de carne magra a la plancha.
  • 2 huevos duros y zanahoria rallada.
  • Pollo sin piel a la plancha y ensalada verde.
  • Caldo desgrasado con una ración de espinacas o acelgas.
  • Pescado blanco al horno y ensalada de lechugas varias.

Se pueden intercambiar los platos de la cena con los de la comida y viceversa, tan sólo tenemos que tener en cuenta de no repetir los mismos grupos de alimentos. Selecciona lo que más te guste para que tu paladar no se aburra y puedas continuar durante los 13 días consecutivos.

Para que el efecto de la dieta sea mayor, lo ideal es hacer un día de desintoxicación a base de líquidos el día antes de empezar la dieta, así el cuerpo se preparará para la pérdida de peso.

Para evitar el temido efecto rebote, una vez que se terminan los 13 días, se tiene que mantener una dieta controlada a base de frutas, verduras, proteínas, bajos carbohidratos y grasas saludables para que el cuerpo no engorde rápidamente.

Lo ideal es que el seguimiento de esta dieta esté supervisada por un profesional desde el primer día, los nutricionistas nos aconsejarán mejor los grupos de alimentos que podemos consumir y cómo podemos evitar el efecto rebote.



Licenciada en comunicación audiovisual que busca en la nutrición, el fitness y las propiedades de los alimentos no una solución a un problema sino un estilo de vida propio. Desde pequeña tuve contacto con diferentes deportes: natación, volley-ball, baloncesto y tenis. Mientras que en casa se nos mostró el camino hacia una buena alimentación desde bien pequeños, donde se premiaba la calidad ante todo. De ahí surgió mi gran interés a la gastronomía y las buenas cualidades de los alimentos. A día de hoy resido en el campo, disfrutando cada bocanada de aire fresco mientras os cuento con gusto todo lo que deseáis saber sobre dietas, buenos alimentos y remedios naturales. ¡La vida sana te enganchará!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.