Detén la migraña con limón y jengibre

migraña

La migraña es un dolor de cabeza pasajero que puede desembocar en náuseas, vómitos, sensibilidad a la luz y al sonido. Se produce cuando existe una actividad cerebral anormal, en la mayoría de las personas se presenta de forma repentina y en una zona específica de uno de los laterales de la cabeza.

Que las personas sufran de migrañas puntuales sigue sin tener respuesta, es decir, a día de hoy no se han fijado las claves de por qué sucede. La mayoría de los expertos creen que el ataque comienza en el cerebro e involucra a las vías nerviosas y químicos que tiene el organismo. Éstas afectan al flujo sanguíneo y por ende a nuestra cabeza. 

 

La migraña generalmente la padecen más mujeres que hombres y una de las soluciones que encuentran es encerrarse a oscuras y en silencio para minimizar el pequeño ataque de dolor. Padecerlos puede afectar directamente a su vida personal y laboral. Influye en sus estados de ánimo y pocas veces pueden encontrar solución.

La medicina natural tiene en cuenta los diversos factores que dan lugar a esta patología, los síntomas más comunes son: trastornos hormonales, digestivos, problemas oculares, infecciones dentales, hipertensión, anemia, dolores en las cervicales y en los riñones y sinusitis.

A continuación os traemos un remedio casero a base de limón y jengibre que puede ayudarte en ésta situación si padeces migraña. Se trata de una bebida que se prepara de la siguiente forma:

Ingredientes

  • 2 limones ecológicos enteros
  • 5 cucharadas, o 50 gramos de jengibre fresco sin piel
  • 2 litros de agua
  • Estevia pura para endulzar

A continuación, con ayuda de una batidora mezclaremos los limones cortados en trozos medianos, sin pelar y añadiremos el jengibre en trozos. Añadimos lentamente el agua y la estevia y batimos durante 2 minutos. Por último, colaremos la mezcla.

Para que la bebida nos aporte y nos ofrezca todas sus propiedades y cualidades de prevención contra la migraña, lo tomaremos durante el día de la siguiente forma: dos vasos en ayunas, 3 vasos a media mañana, 3 vasos a media tarde y un último antes de acostarnos.

Este tratamiento lo podemos hacer mientras estemos sufriendo migraña o como medida de prevención. Si estamos en plena migraña es aconsejable evitar los alimentos que contengan proteína animal, lácteos, fritos y otras grasas perjudiciales. Y como prevención, sería ideal o en la época en la que se sea más propenso.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *