Cuatro fuentes de hierro para vegetarianos

EL hierro es un mineral esencial para el metabolismo, los músculos y para el buen funcionamiento del organismo en general. Su deficiencia dificulta la llegada de oxígeno a los órganos y tejidos, razón por la que es un nutriente que no hay que descuidar en la dieta para no desarrollar problemas de salud.

Si eres vegetariano, y por lo tanto, no puedes comer alimentos de origen animal –como carnes y huevos–, estas son algunas excelentes fuentes de hierro que te animamos a considerar.

Garbanzos

Estas leguminosas proporcionan casi 5 mg de hierro por taza, además de una abundante cantidad de proteínas. Esto los convierte en una opción muy inteligente para las personas vegetarianas y veganas.

Se pueden comer enteros, por ejemplo, en una ensalada, o convertirlos en un delicioso puré, lo que también se conoce como humus. Si apuestas por esta última opción, considera añadirle zumo de limón para ayudar a que el cuerpo absorba su hierro más fácilmente.

Semillas de calabaza

A pesar de su pequeño tamaño, sólo 1/4 de taza de este crujiente alimento aporta más de 2 mg de hierro y casi 10 gramos de proteínas. Se pueden añadir a numerosos platos, desde yogures hasta panes caseros, pasando por las ensaladas. Muchas personas se las comen solas en forma de snack rápido y saludable.

Alubias negras

Las alubias o frijoles negros proporcionan hasta 4 mg de hierro por taza. Puedes añadirlos a las ensaladas, machacarlos, estofarlos o saltearlos. Las posibilidades de una lata de alubias negras son casi infinitas. Si las emparejas con alimentos ricos en vitamina C, como el pimiento o el brócoli, ayudarás a tu cuerpo absorber mejor el hierro.

Lentejas

Las lentejas son otra estupenda fuente de hierro para las personas que han decidido no consumir productos de origen animal. Ofrecen más de 6 mg de este mineral por taza y van cargadas de saciante fibra. A esta legumbre se le atribuyen cualidades para bajar el colesterol y estabilizar el azúcar en la sangre. Son famosas por su versatilidad la cocina. Pueden guisarse, añadirse a las ensaladas o macharse para preparar hamburguesas vegetarianas entre otras cosas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *