Cuatro especias para tener una piel más suave

¿Sabías que algunas especias pueden ayudarte a tener una piel más suave? Sin duda, otra razón más para aficionarse a su uso para dar sabor a toda clase de comidas.

Las siguientes son las cuatro especias que necesitas añadir a tu dieta si deseas una piel más suave, tersa y luminosa. En definitiva, se trata de tener una piel más joven. ¿Y quién no quiere aparentar menos edad de la que tiene en realidad?

Canela

Debido a sus propiedades antimicrobianas, la canela puede calmar y tersar la piel. Combatir la fatiga y el efecto lifting son dos de las cualidades que se les atribuye normalmente a las cremas de noche, así que incluirla en tu dieta es una excelente idea como complemento a tu rutina de higiene. Por su parte, el cinamaldehído activo –responsable de su olor y sabor característicos– estimula la circulación, entregando oxígeno y nutrientes a la piel para que esta resplandezca de manera natural.

Jengibre

Famoso por sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, el jengibre puede ayudar a mantener la piel joven y luminosa. El secreto reside en el rizoma y la raíz, que se sabe que ofrecen un efecto calmante y suavizante sobre la piel cuando se consume de manera regular. Por esta razón también es ideal para aliviar la hinchazón y los calambres estomacales.

Pimentón

Aporta antioxidantes clave para mantener la piel suave y radiante, incluyendo la zeaxantina y la vitamina C, que protegen de los radicales libres y aceleran la producción de colágeno, respectivamente. El colágeno, además de ofrecer más tersura a tu piel, promueve el buen funcionamiento de los intestinos y ayuda a nutrir las articulaciones. Además, si lo utilizas como sustituto de la sal, obtendrás un cuerpo menos hinchado en general.

Cúrcuma

Esta especia –que puedes tomar en la leche dorada o con tu zumo de naranja– desempeña dos imporantes papeles en lo referente al buen estado de la piel. Por un lado, ayuda a combatir los radicales libres que pueden dañarla. Asimismo, promueve la síntesis de colágeno. El resultado es un cutis más uniforme, terso y luminoso.


Escribe un comentario