Crackers de semillas caseras

Para hoy os traemos una receta muy sencilla de crackers de semillas. Un alimento muy socorrido para cualquier comida, combina con gran cantidad de platos y puede llevarse a cualquier parte.

Se pueden encontrar fácilmente en el mercado, sin embargo, si las elaboramos en casa sabremos los ingredientes que llevan y serán unas galletitas saladas de mejor calidad sin aditivos ni conservantes. 

Si por algún casual estás reduciendo tu ingesta de carbohidratos, puedes permitirte estos pequeños caprichos de placer, no son nada pesados, son ligeros, nutritivos y saludables. Estas galletitas se hacen a partir de harina sin gluten, no tienen mantequilla ni otros derivados lácteos, por lo que son ideales para cualquier persona.

Alternativas al pan blanco

Si lo que buscamos es eliminar el pan blanco refinado de panadería industrial, a continuación os proponemos alternativas mucho más saludables que harán que tu cuerpo se llene de energía y vitalidad. 

  • Panes de diferentes harinas y cereales integrales: pan de espelta, centeno, cebada, maíz, avena, etc.
  • Tortas de arroz o maíz. 
  • Fajitas mexicanas hechas en casa o pan árabe.
  • Crepes de trigo sarraceno o de harina de garbanzo. 
  • Crackers de semillas. 

Cómo elaborar crackers de semillas

Ingredientes

  • 120 gramos de harina de arroz
  • 130 gramos de harina de maíz
  • 130 gramos de harina garbanzo
  • 1 taza de un mix de semillas: chía, lino, girasol, amapola, sésamo, calabaza, etc.
  • 200 ml de agua
  • 7 gramos de sal marina
  • 2 huevos
  • 100 gramos de aceite de oliva virgen extra
  • Especias al gusto: orégano, pimienta, cúrcuma, tomillo, ajo en polvo, etc.

 No utilizaremos ningún tipo de levadura, lo que buscamos es un pan fino y crujiente.

Preparación de la receta

  • Colocaremos los huevos en una batidora y batiremos hasta que quede una base homogénea.
  • Añadimos el aceite, la sal, el agua y las especias. 
  • Mezclaremos por separado las tres harinas y lentamente añadiremos a la mezcla húmeda.
  • Se puede añadir parte de las semillas a la mezcla y reservar un resto para decorar por la superficie.
  • Una vez mezclado, cubriremos y dejaremos en el refrigerador durante una hora para que repose la mezcla.
  • Extendemos la masa sobre papel de hornear en la bandeja del horno.
  • Precalentamos el horno a 220º y horneamos de 20 a 30 minutos.
  • Dejamos enfriar y partimos la masa en trozos pequeños.
  • Opcional es bañar con huevo la masa para que no se peguen tanto las semillas.

 

Como puedes comprobar es una receta muy sencilla, es divertida hacerla con los más pequeños de la casa y así aprenderán a apreciar cómo es la comida casera. Es una receta que resulta muy nutritiva, en pocos bocados nos sentiremos saciados. Además, regulará y favorecerá nuestro tránsito intestinal.

Aporta gran cantidad de fibra y ácidos grasos esenciales gracias a las semillas, esuna buena alternativa para picar entre horas y lo mejor de todo es que no contiene gluten ni lactosa, por lo que es apto para cualquier persona con intolerancia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *