Comer fuera sin romper tu dieta

Comer fuera

Comer o cenar en un restaurante de vez en cuando es inevitable, situación que muchas veces interfiere con la dieta o el régimen alimenticio usual. Para esto, existen algunos consejos prácticos que ayudarán a mantener a raya a esas calorías extras tan temidas:

  • Pide al mesero que retire la canasta de pan y mantequilla después de tomar una sola pieza.
  • Elige sopas hechas a base de verduras y caldosevita las elaboradas con cremas-, pues de esta forma comenzarás tu comida de manera saludable y satisfactoria.
  • Para la ensalada, ordena el aderezo o salsa aparte y usa una cucharadita para controlar la cantidad que agregas.
  • Sé inteligente con las guarniciones: si el platillo incluye aros de cebolla o papas fritas –y si deseas incluir un postre al final de tu comida-, cámbialas por verduras al vapor o por una papa horneada con crema y mantequilla bajas en grasas.
  •  Al ordenar carne elige la de menor tamaño y pide al mesero que sea cocinada sin grasa adicional.
  • Si deseas un postre, pide tenedores o cucharas extras para compartir con los demás comensales y así reducir la porción que ingieres.

En cuanto a las bebidas, resiste la tentación de ordenar una bebida dulce o alcohólica al sentarte a la mesa; mejor pide un vaso de agua simple y una vez que llegue tu platillo date el gusto de una copa de vino o de una soda (pero evita ingerir más de un vaso o de una copa).

También toma en cuenta el tipo de comida o cena de la que se trata: si es una regular, no inviertas muchas calorías en ella, pero si es una de celebración, ordena tu pasta o tu postre favoritos.

Fuente: Weight Watchers Semanal

Imagen: flickr


Categorías

Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *