Beneficios de dejar de fumar

cigarrillos en cenicero

Cada persona es única e individual y en el caso de que sea una persona fumadora seguirá siendo única e individual. Con esto queremos evidenciar que no todos los métodos para dejar el tabaco son válidos para todos de igual manera.

Las personas tienen rutinas muy distintas y a lo que una de ellas fuma cinco cigarrillos en todo el día otras fuman tres cigarrillos antes del desayuno. Lo único que sabemos con certeza es que el tabaco mata y es muy perjudicial para nuestra salud.

El tabaco no es un asunto que se deba tratar a la ligera, tenemos que ser responsables con nuestra salud y saber cuáles son los beneficios de dejar de fumar para tomar la decisión de dejarlo.

Sabemos que el primer paso para lograrlo es quererlo, desearlo y aunar la fuerza de voluntad necesaria para no recaer en el primer intento. Es la constancia en nuestro deseo de dejar de fumar donde reside el éxito, aunque debemos mencionar, que la adicción a la nicotina juega en nuestro enemigo. Muchos fumadores fracasan debido al síndrome de abstinencia a la nicotina.

niño rompiendo un cigarrillo

Ventajas de dejar de fumar

A continuación os contamos cuáles son los beneficios más generales que notarás si decides continuar con el propósito de dejar de lado el tabaco.

  • Dejarás de sufrir tos crónica.
  • Tus cosas empezarán a oler mejor. El humo del tabaco se impregna en cualquier lugar, además, tu olfato empezará a agudizarse cada día más.
  • Dejarás de limpiar los ceniceros todos los días.
  • Ahorrarás dinero a final de mes. Los fumadores no se paran a sumar todo lo que se gastan en tabaco, sin embargo, los orgullosos ex-fumadores sí que se dan cuenta de sus ganancias mensuales.
  • Te convertirás en una persona más productiva. Dependiendo del trabajo que se tenga, el evitar los descansos realizados ayudará a ser más eficiente y estar más concentrado.
  • La comida se saborea mejor.
  • Tu apariencia física mejorará.
  • Beneficiarás a tu salud bucal y dental.

Dejar de fumar es difícil pero no imposible

Muchas veces nos preguntamos por qué es tan complicado dejar de fumar, un hábito nada saludable que si lo miramos con perspectiva nos damos cuenta que no tiene por qué ser tan complicado.

Muchas personas han logrado dejarlo con éxito aunque la mayoría aseguran que es lo más difícil que hicieron en su vida. El primer paso es recapacitar y conocer cuáles son las razones que le llevan a fumar, saber en qué momento del día o por qué siente la necesidad de hacerlo.

La razón más evidente por la que el fumar es complicado es porque se convierte en una costumbre que se realiza cotidianamente y la nicotina no deja de ser un adictivo que te engancha a consumirlo más y más.

Síntomas de abstinencia más comunes

A continuación os contamos cuáles son los síntomas que se asocian a dejar el hábito del tabaco.

  • Adicción de nicotina.
  • Ansiedad.
  • Depresión.
  • Frustración.
  • Irritabilidad.
  • Ira.
  • Aumento de peso.

chica con mochila en el campo

Consejos para mantenerse alejado del tabaco

Una vez te encuentras en la primera fase de dejar de fumar es muy importante mantener tu objetivo a la vista, no sólo es el hecho de dejarlo y ya está, sino que el desprenderte de ese mal vicio te aportará muchas otras ventajas que ni tenías presente.

  •  Cambiar nuestros hábitos. El acto de fumar está muy relacionado con nuestras rutinas: fumar después de una taza de café, fumar de camino al trabajo, fumar en los tiempos de descanso, etc. Aconsejamos cambiar de camino para llegar al trabajo o pedir a amigos y familiares que no fumen en tu presencia.
  • Utilizar sustitutos. Un consejo muy útil es conseguir objetos o utensilios aptos para masticar o morder, nos ayudará a evitar fumar. Un caramelo, un chicle de menta, un palo regaliz son algunas opciones.
  • Reduce el estrés. El dejar de fumar produce estrés, el cuerpo no está recibiendo la nicotina que espera, eso nos estresa y nos produce ansiedad. Realiza ejercicios y actividades físicas para mantener la mente alejada y bien distraída del tabaco.
  • Respirar profundamente. Cuando se siente la necesidad de fumar es recomendable realizar respiraciones profundas, esto nos ayudará a pensar que nos estamos desintoxicando del tabaco y nuestros pulmones se están recuperando.
  • Posponer la tentación. Si sientes la necesidad de fumar déjalo para más adelante, deja pasar 10 minutos esto reduce el impulso y la ansiedad.
  • Busca pequeñas recompensas. Es necesario recompensarse cuando cumplimos objetivos para seguir con fuerzas hacia adelante. Compre un capricho material o realice alguna actividad de ocio, ir al teatro, hacer puenting o irse de cena.

romper un cigarro

Evita las excusas para recaer

Todos nosotros hemos escuchado las siguientes frases:

  • “Fumar es mi único vicio”.
  • “Mañana empiezo a dejar de fumar”.
  • “De algo me tengo que morir”.
  • “Mi abuelo fue fumador y se murió con más de 90 años”.
  • “La contaminación es peor que fumar”.

Tenemos que identificar estos impulsos que nos hacen recaer en la tentación. No son justificaciones suficientes como para tirar por la borda todo el esfuerzo. Se debe tener la mentalidad muy fría y clara para no dejarse llevar.

Una manera útil para notar éstas llamadas de atención es anotarlas en un cuaderno y darse cuenta de ellas, a la larga, podrá identificar en qué momento y situación se las dice.

Métodos para dejar de fumar

Las personas que hayan intentado dejar de fumar en más de una ocasión comprenderán muy bien este artículo, porque en gran medida se sentirán identificados.

En el mercado encontramos grandes marcas que tratan a sus pacientes con medicinas contra el tabaquismo. Existen de dos tipos: con nicotina y sin nicotina. La elección dependerá de la dependencia del paciente.

decir que no al tabaco

Métodos con nicotina

Son recomendables para personas con una alta y media dependencia, es decir, más de 10 años de fumador y alrededor de una cajetilla diaria. Este tratamiento puede resultar eficaz si se siguen las indicaciones del profesional.

  • Existen parches, chicles o comprimidos para chupar.
  • No son sustitutos directos del tabaco.
  • Una vez que se empieza el tratamiento no se debe fumar.
  • No hay que combinar las diferentes técnicas, chicles, parches o caramelos ya que se corre el riesgo de superar la dosis de nicotina diaria.
  • No se debe alargar el tratamiento a más de 6 meses.

Métodos sin nicotina

En el mercado encontramos medicinas con distintos principios activos que son los que nos ayudan en nuestro objetivo.

  • Principio activo Bupropión.
  • Principio activo Vareniclina.

Al tratarse de medicamentos deben prescribirse siempre bajo la supervisión de un médico y durante un tiempo limitado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *