Ayuno intermitente

A día de hoy, podemos encontrar multitud de dietas y de regímenes que nos ayudan a adelgazar, pero no sabemos de su fiabilidad y éxito hasta que no nos ponemos a realizarla en serio.

Adelgazar no es una tarea sencilla, cada persona es diferente, puede que a unos les cueste más y a otros menos, sin embargo, lo que es más difícil no es comer sano, sino cambiar nuestros hábitos de vida para convertirlos en más saludables.

Uno de los métodos que te proponemos y que tiene muy buenos resultados es realizar la dieta del ayuno intermitente, se ha visto que aporta buenos beneficios y no pone en peligro nuestro organismo.

Te ayuda a perder el peso deseado, de las zonas de grasa y no del músculo. Además, es una forma de implantar un estilo de vida más saludable.

El ayuno intermitente, ¿qué es?

El ayuno intermitente no te dice qué comer y en qué cantidades. Es una forma de alimentarse de una forma más programada y sencilla para que tu cuerpo esté alimentado y no pase hambre. Te dice cuándo ingerir los alimentos que tú elijas.

Este método ha sido utilizado desde la antigüedad, un método que utilizaban los judíos desde hace de más de 3000 años en la época de la Pascua. Actualmente se ha confirmado que puede ser útil para adelgazar.

Es un tipo de dieta más llevadera, por esta razón tiene muchos más adeptos. La ingesta de calorías no varía tan sólo varía el cuándo consumirlas.

Esta dieta está pensada para perder el exceso de grasa y mantener el músculo, es ideal para todas las personas ya que la mayoría buscan quemar grasa y aumentar el músculo.

Beneficios del ayuno intermitente

Este tipo de dieta es muy fiable, no ponemos en peligro nuestra salud y logramos unos resultados muy óptimos.

  • El ayuno promueve la producción de la hormona del crecimiento. Esta hormona se conoce como GH y ayuda al crecimiento, reproducción y regeneración celular en los seres humanos y en otros animales.
  • El ayuno ayuda a quemar la grasa, protege los músculos y mantiene un correcto balance metabólico.
  • Es bueno para proteger nuestro corazón, se disminuyen los factores de riesgo como las enfermedades cardíacas. Previene los altos índices de colesterol, de triglicéridos, la enfermedad coronaria y la glucosa en sangre.
  • La quema de grasa se produce porque el ayuno provoca hambre y cierto grado de estrés. Esto hace que el cuerpo libere más colesterol y hacer que se utilice la grasa como combustible en lugar de la glucosa de los alimentos.
  • Disminuye el riesgo de padecer diabetes ya que a menor índice de células grasas es menos probable que el cuerpo experimento resistencia a la insulina.
  • El ayuno intermitente reduce las ganas de consumir comida basura o cierto tipo de antojos. Se reduce las ansias de consumir carbohidratos simples, ya que el cuerpo consigue la energía necesaria de la grasa almacenada.
  • Mantiene estables los niveles de la hormona del hambre, es decir, la grenila, una hormona que se encarga de estimular nuestro apetito, hace que sintamos la necesidad de ingerir alimentos y promover el almacenamiento en forma de grasa.
  • Por otro lado, la hormona leptina se encarga de regular la cantidad de comida que ingerimos y el gasto energético. Realizar ayuno intermitente te ayuda a normalizarla.
  • Impide la demencia y protege el cerebro. Al quemar más cantidad de grasas por el ayuno, se liberan cetonas que se utiliza como combustible para el cerebro. 
  • Reduce el envejecimiento prematuro. Tiene la capacidad de aumentar la producción de células nuevas para reducir así el daño oxidativo y la inflamación. El metabolismo del cuerpo aumenta y se refuerza el sistema celular.

Realizar ayuno intermitente se dice que es beneficioso y saludable no sólo porque se adelgace y se pierda grasa, se han realizado estudios tanto en seres humanos y en animales con muy buenos resultados.

Por ejemplo, estudios en animales dieron lugar a que su esperanza de vida aumentaba considerablemente, mejoraba su salud cardiovascular y neuronal. El cerebro respondía mejor, se reducía la presión sanguínea y aumentaba la respuesta ante el estrés celular.

Ayuno intermitente 16/8

Existen diferentes tipos de ayuno intermitente, primero te contamos en qué consiste el ayuno 16/8.

Este método consiste en ayunar durante 16 horas al día y alimentarse durante el resto de horas del día, es decir, las 8 restantes. Durante el periodo de ayuno no se puede consumir ningún tipo de calorías. Se permiten sólo ciertos alimentos:

  • Agua mineral.
  • Infusiones.
  • Café solo.
  • Bebidas sin azúcares ni calorías. Aunque es mejor optar por bebidas más saludables que refrescos sin calorías.

Si el día que realizas ejercicio durante este ayuno intermitente debes incluir en tu alimentación mayor cantidad de carbohidratos y proteínas. Un ejemplo de este tipo de ayuno es desayunar y comer en un día y no volver a ingerir alimentos hasta el desayuno del día siguiente, siempre y cuando hayan pasado al menos 16 horas ayunando.

 

Ayuno intermitente 12/12

Este tipo de ayuno significa dividir el día en dos partes, una en la que durante 12 horas puedes consumir alimentos, siempre y cuando se consuman con cabeza, buscando siempre alimentos saludables y nunca atracarnos con la comida.

Y estar el resto del día, las 12 horas que quedan ayunando, tan sólo tomando bebidas sin calorías.

Este tipo de ayuno es mucho más simple de hacer e incluso, casi sin querer podemos hacerlo, ya que si desayunamos a las 10 de la mañana y tomamos el último alimento a las diez de la noche y no tomamos nada hasta pasadas 12 horas estaríamos cumpliendo perfectamente.

¿Cuánto tiempo se puede hacer el ayuno intermitente?

Para entender mejor qué es el ayuno intermitente y cómo éste nos ayuda a perder grasa os contamos cómo funciona sistema digestivo.

El cuerpo cuando ingiere un alimento lo absorbe y lo digiere lentamente. Este proceso dura entre 3 y 5 horas hasta que los alimentos se hayan disuelto y perfectamente absorbidos por el organismo. En ese momento, el cuerpo tiene unos picos de insulina elevados y es complicado que se pierda peso.

Pasadas esas horas, el cuerpo pasa a la fase post-absorción, donde se procesan los alimentos, esta fase dura de 8 a 12 horas desde que has comido tu último bocado, es en este momento donde se inicia el ayuno.

Durante el ayuno es más sencillo perder la grasa que nos sobra porque los niveles de insulina están bajos.

Este ayuno si se realiza correctamente se puede realizar de manera continuada, no pone en peligro la salud de quien la practica siempre y cuando siga las pautas marcadas. A continuación os dejamos ciertas recomendaciones. 

  • Si buscas perder peso, consulta a tu médico de cabecera para que te ayude a elegir el tipo de alimentación y el tipo de dieta. Quizá valore correctamente este sistema de adelgazamiento.
  • Este ayuno no debe utilizarse para realizar ayunos y pegarse atracones de comida basura. La diferencia de alimento, nutrientes, grasas, proteínas y demás, puede provocar colapso en el organismo y malestar general.
  • Si se sufre de mareos, vértigo o se tiene la tensión muy baja es preferible no realizar el ayuno de manera prolongada.
  • Recomendamos realizar deporte y acompañar esta dieta con alimentos saludables, sin embargo, no hay que poner nunca en peligro nuestra salud.

 



Licenciada en comunicación audiovisual que busca en la nutrición, el fitness y las propiedades de los alimentos no una solución a un problema sino un estilo de vida propio. Desde pequeña tuve contacto con diferentes deportes: natación, volley-ball, baloncesto y tenis. Mientras que en casa se nos mostró el camino hacia una buena alimentación desde bien pequeños, donde se premiaba la calidad ante todo. De ahí surgió mi gran interés a la gastronomía y las buenas cualidades de los alimentos. A día de hoy resido en el campo, disfrutando cada bocanada de aire fresco mientras os cuento con gusto todo lo que deseáis saber sobre dietas, buenos alimentos y remedios naturales. ¡La vida sana te enganchará!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.