Alivia el dolor de cabeza con menta

Es horroroso sentir dolor de cabeza en pleno verano, entre el calor y el sudor lo que menos esperas es tener que encerrarte en casa y desear que se pase la migraña. En esta ocasión, puedes echar mano de las hojas de menta para librarte de ese malestar, es muy sencillo y obtendrás buenos resultados.

La menta es perfecta para tratar las cefaleas, además, se puede adquirir prácticamente en cualquier supermercado o mercado. Sin embargo, dada a sus altas propiedades es preferible y te aconsejemos que te auto-regales una plata de menta ya que además, de realizar infusiones contra el dolor de cabeza podrás añadir las hojas a postres, bizcochos o ensaladas.

Infusión de menta para uso tópico

Necesitarás un buen puñado de hojas de menta fresca, un vaso de agua y una compresa o pequeña toalla para que absorba la infusión.

Calentamos el agua y una vez que rompa a hervir añadimos las hojas de menta y apartamos del fuego. Dejaremos reposar en la olla durante 20 minutos. Pasado el tiempo, con ayuda de una compresa podremos colocarla sobre la frente.

En unos minutos empezarás a notar como te relajas y se empieza a desvanecer el dolor de cabeza.

Contiene mentol, una sustancia que reduce la tensión de la cabeza y te ayuda a relajarte perfectamente. Recuerda que si este tratamiento casero y natural no te da resultados, acude a los medicamentos más convencionales y si tu problema es crónico no dudes en ponerte en contacto con un profesional.

Los beneficios de este preparado a base de hierbas es perfecto porque no intoxicas tu cuerpo con medicamentos químicos, su elaboración es muy sencilla, es económico, porque tanto las hierbas sueltas como la planta en sí no tiene un precio elevado, además, la menta da muy buen aroma y deja una fragancia duradera.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *