Alimentos ricos en zinc

Alimentos con zinc

El zinc es un mineral que necesita nuestro cuerpo para mantener un buen estado, permanezca saludable y fuerte. Gracias al zinc tendremos un buen sentido del olfato, así como un buen sistema inmunológico y nos ayuda en la producción de proteína.

Es un buen comunicador de células del cuerpo que funciona como un neuro-transmisor. Además, que mejora el funcionamiento de las enzimas para la creación de ADN. Si padecemos una deficiencia de este mineral podrá verse reflejado en diarrea, pérdida de cabello, lesiones en la piel, impotencia, falta de apetito, así como dolores de cabeza, náuseas, vómitos, etc.

Los valores que se recomiendan para tomar son de 15 mg para tener todas nuestras funciones bien completas y saludables. Si tenemos falta de zinc en el organismo podríamos sufrir los siguientes síntomas:

  • Infertilidad.
  • Lesiones en la piel y en los ojos.
  • Gripes constantes.
  • Diabetes.
  • Problemas en la próstata.
  • Diabetes.
  • Incremento del colesterol.

Por ello, debemos tener muy en cuenta dónde podemos consumir zinc de manera natural para que este mineral esté siempre presente y con buena dosis en nuestro organismo.

Alimentos con zinc

A continuación tienes una lista de algunos alimentos ricos en zinc:

  • Salmón
  • Ostras
  • Cangrejo
  • Camarón
  • Garbanzos
  • Germen de trigo
  • Chocolate negro
  • Ajo
  • Semillas de calabaza o calabacín
  • Semillas de sandía
  • Hígado
  • Yemas de huevo
  • Espinaca
  • Cordero
  • Carne de cerdo
  • Arroz integral
  • Levadura de cerveza
  • Cacahuetes
  • Tahini
  • Linaza

Para qué sirve el zinc

El zinc tiene muchos “usos” y valores en nuestro organismo a continuación te contamos cuáles son sus mejores hazañas, si lo consumes conseguirás mejorar muchas aptitudes.

  • Te ayudará a aumentar naturalmente la testosterona. 
  • Ideal para formar músculo, repara y los reconstruye, siempre que termines tu entrenamiento asegúrate de comer algún alimento rico en zinc.
  • Es un buen antioxidante, ayuda a destruir los radicales libres en el cuerpo haciendo que te veas más joven.
  • Tu piel se verá mejor, por lo que si lo combinas con la vitamina A conseguirás que reluzca joven y saludable.
  • Trata la piel seca. 
  • Previene la calvicie. 
  • Elimina el acné ya que controla la producción de grasa y sebo.
  • Quita el apetetito. 
  • Es bueno para preservar el colágeno. 
  • Te anima y te llena de energía. 
  • Previene las arrugas ya que es perfecto para mantener buenos niveles de colágeno.
  • El zinc es necesario para producir queratina por lo que tus uñas y el cabello se verán mejor.
  • Hará que aumentes la fortaleza y la elasticidad de tu piel, te ayudará a prevenir y eliminar las marcas de las estrías.

Propiedades del zinc

Su denominación química es Zn, su peso atómico 65.37 y su número atómico el 30. Un metal maleable y de color gris que engloban 15 isótopos diferentes, de los cuales algunos son estables y otros tienen masas atómicas de 64, 66, 67, 68 y 70.

Este material es uno de los elementos más comunes que podemos encontrar, es un buen conductor de la electricidad y del calor. Un metal químicamente activo que puede encenderse con cierta dificultad, pero que consigue producir una llama azul verdosa en el aire y libera óxido de zinc en forma de humo.

Beneficios del zinc

El zinc es muy importante para el cuerpo humano. Es indispensable para el correcto desarrollo y crecimiento celular, ayuda en la reacción de las enzimas y en la expulsión del dióxido de carbono.

El zinc abunda en nuestro organismo, se concentra en los órganos genitales, en los ovarios y testículos, así como en las glándulas endocrinas y sobre todo en la hipófisis. También se encuentra en los huesos, cabello, uñas y los tejidos de color del ojo.

Metaboliza los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas, así como la síntesis de la insulina. Además, alivia algunas alergias y aumenta la inmunidad natural para luchar en contra de las infecciones bacterianas.

Suplementos de zinc

Se recomienda consumir de 10 a 12 mg al día, siendo la dosis máxima hasta los 40 mg. Por lo tanto, las dosis de zinc pueden oscilar de entre 15 mg hasta 40 mg diarios respetando siempre las necesidades individuales de las personas.

Se desaconsejan dosis más elevadas ya que pueden provocar deficiencias en el cobre y una depresión del sistema inmunitario. Una intoxicación de zinc puede traducirse en vómitos, anemia y malestar general.

Las mejores formas de que el organismo absorba los suplementos de zinc son a través del picolinato o los quelatos de aminoácidos. Los suplementos en forma de citrato y gluconato también ofrecen buenos resultados.

Por último, te aconsejamos que si estás pensando en quedarte embarazada no dudes en realizarte unos análisis para ver cómo tienes los niveles de zinc ya que si salen bajos es recomendable consumir algún tipo de suplemento adicional, así como los alimentos que aportan este mineral de forma natural.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *