Alimentos ricos en yodo

bandeja de mariscos

El yodo es necesario para el buen funcionamiento del organismo, sin embargo, es necesario pero en pequeñas cantidades. Por esta razón, en muchas ocasiones tenemos déficit de él porque pocas personas nos fijamos en su consumo específico.

Conseguir un aporte adecuado en nuestra dieta es una tarea difícil, es un problema de salud pública en muchos países subdesarrollados, es una de las principales causas de retraso mental infantil. Por ello, no se trata de una pequeña deficiencia, sino que puede convertirse en un problema muy grave.

El yodo no se encuentra fácilmente en la Tierra, por esta razón, también es complicado consumirlo, las prácticas de los cultivos de verduras se han ido modificando a lo largo de los siglos y se cree que a día de hoy, los cultivos no aportan tanto yodo como antaño.

campo de cultivo

También se cree que en la sociedad actual con la gran ingesta de azúcares y carbohidratos hace que necesitemos más cantidad de la debida para contrarrestar.

La cantidad que necesitamos consumir de yodo diariamente varía dependiendo de la edad y género, como sabemos, los hombres y mujeres suelen tener diferentes necesidades fisiológicas, así como los niños o los más mayores.

mano que sujeta sal marina

  • De 0 a 6 meses: 110 mcg
  • De 7 a 1 año de edad: 130 mcg
  • Niños de 1 a 8 años: 90 mcg
  • De 9 a 13 años: 120 mcg
  • Adolescentes y adultos: 150 mcg
  • Mujeres embarazadas: 220 mcg
  • Mujeres lactantes: 290 mcg, se debe suministrar con suplemento si se viera necesario

Alimentos ricos en yodo

Conseguir el objetivo diario de yodo no es tarea complicada si sabemos cuáles son las mejores fuentes para lograrlo. Incorporando los alimentos que os contamos a continuación, podrás reducir el consumo de sal, incluso podrás dejar de utilizarlo y sazonar tus alimentos con mayor conciencia de salud.

Productos marinos

Destacamos el marisco en general, pescados azules y algas marinas. Bacalao, caballa, atún o sardinas son una muy buena opción. Destacamos de pescado blanco el lenguado.

Las algas se han puesto de moda y muchas de ellas traen consigo muchos beneficios, destacamos el kelp que contiene 200 mcg en 100 gramos de producto, es decir, más de 10 veces la cantidad diaria recomendada.

El mejillón, las gambas o los langostinos también son una rica opción. Si te animas con los aceites de pescado como complemento nutricional, también estarás ayudando a tu organismo a tener buena dosis de yodo.

tres patatas

Verduras y vegetales

Para conseguir el yodo de las verduras tendremos que ser más selectivos y optar por las producciones ecológicas, ya que la industrialización en los campos de cultivo empobrece el suelo y no deja grandes cantidades de yodo.

Destacamos el ajo, la patata, cebolla, lechugas variadas, berros, remolacha, tomates, acelgas y espinacas.

Las legumbres también, igual que los frutos secos que contienen grandes cantidades de minerales. Aunque no se trate de un fruto seco en sí, destacamos el cacahuete.

Los arándanos rojos, se llevan el premio al que más yodo nos aporta, una ración de 75 gramos podemos conseguir 200 mcg, ideal para consumir una vez a la semana. La piña o la naranja también pueden ayudarte a aumentar la dosis.

quesos artesanos

Productos origen animal

Destacamos los huevos, productos lácteos como el queso o el yogur que son los que mayor proporción tienen. Añadimos un pequeño listado de las cantidades de yodo que nos aportan los siguientes alimentos:

  • Marisco: de 200 a 300
  • Mejillones: 130
  • Bacalao: 120
  • Gambas: 130
  • Caballa: 75
  • Sardina y salmón: 30 a 35
  • Lenguado: 15 a 20
  • Legumbres, zanahorias y brócoli: 10 a 15

Cuáles son los síntomas de la falta de yodo

Como podemos comprobar la falta de yodo en nuestro organismo es uno de los problemas mundiales dentro del sector de la alimentación. El déficit puede ser peligroso en mujeres embarazadas y en los bebés. La producción moderna de la agricultura afecta a las cosechas y a los recursos de minerales.

Los síntomas que podemos experimentar son muy variados, para saber si tenemos deficiencia toma nota de los siguientes síntomas que pueden aparecer tras la carencia de este mineral.

  • Crecimiento de la tiroides.
  • Depresión o ansiedad.
  • Retraso mental en los casos más extremos, suele aparecer en los niños.
  • Hipotiroidismo fetal.
  • Autismo.
  • Funcionamiento lento del cerebro
  • Metabolismo lento.
  • Aumento de peso.
  • Estreñimiento.
  •  Sistema inmune debilitado.
  • Probabilidad de padecer resfriado y gripe.
  • Inestabilidad emocional: ansiedad, estrés, depresión.
  • Dolores musculares.
  • Aparición de quistes en los senos.
  • Mengua la desintoxicación del organismo.
  • Funcionamiento incorrecto de la tiroides.
  • Problemas de memoria.
  • Sensibilidad al frío.
  • Caída del cabello.
  • Uñas quebradizas.
  • Piel seca.
  • Reacciones alérgicas.

Estos son algunas de las causas que podemos sufrir si nuestro cuerpo no recibe la cantidad suficiente de yodo, nosotros desde aquí aportamos la información suficiente para que esto no suceda. Si sientes algunos de estos síntomas, o acumulas algunos de ellos, no dudes en ponerte en contacto con tu médico de cabecera para que te realice unos análisis pertinentes y así controlar tu estado de salud.

Es importante saber cómo estamos interiormente para evitar sustos en un futuro.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *