Alimentos que ayudan a estudiar

Dado que el cerebro absorbe nutrientes de los alimentos que ingerimos, no es de extrañar que la dieta se considere como un factor muy relevante a la hora de tener éxito o fracasar en los estudios.

Determinados alimentos pueden mejorar las funciones cerebrales, tales como la memoria y la concentración. Funciones altamente necesarias para estudiar. En cambio otros pueden tener el efecto contario.

Llevar una dieta rica en grasas saturadas y con un alto índice glucémico (comidas que causan picos de azúcar en la sangre) puede reducir las capacidades de memoria y atención. Los menús de comida rápida son un buen ejemplo de alimentos que es aconsejable evitar para que las sesiones de estudio sean más productivas.

Alimentos beneficiosos para el cerebro

Para disfrutar de un cerebro ágil en los estudios es necesario dar prioridad a los alimentos frescos y evitar las comidas procesadas. Pero algunos alimentos frescos representan más ventajas que el resto, como es el caso de los siguientes:

Salmón

El salmón (y todos los pescados grasos en general) son una fuente excelente de ácidos grasos omega 3 EPA y DHA. Ambos son esenciales para las funciones cerebrales. Existen estudios que asocian las dietas ricas en estos ácidos grasos con mentes más agudas y mejores resultados en los éxamenes.

Huevo

Además de proteínas, los huevos también aportan colina a través de su yema. La colina es un nutriente que ayuda a desarrollar y mantener la memoria.

Granos enteros

Para que el cerebro funcione a pleno rendimiento es necesario asegurar al cerebro un suministro constante de glucosa. La mejor forma de conseguirlo es mediante la fibra de los granos enteros. Actualmente, existen muchas formas de aumentar la ingesta de granos enteros. Reemplazar el pan blanco por pan integral en el sándwich del almuerzo es una de ellas.

Avena

Gracias a su riqueza en fibra, la avena mantiene el cerebro bien alimentado durante las largas sesiones de estudio. Asimismo, es una buena fuente de vitamina E, vitaminas del grupo B, potasio y zinc. Estos nutrientes ayudan a que el cerebro funcione a pleno rendimiento.

Bayas

Existen estudios que han demostrado que las fresas y los arándanos mejoran la memoria, razón por la que es un grupo alimentario excelente para estudiar y en especial para la época de exámenes.

Vegetales de colores vivos

Tomate, batata, calabaza, zanahoria, espinacas… Los vegetales de colores intensos son las mejores fuentes de antioxidantes. ¿Por qué son tan importantes los antioxidantes para estudiar? Debido al hecho de que mantienen las células cerebrales fuertes y sanas.

Lácteos

Este grupo alimentario rebosa proteínas y vitaminas del grupo B (esenciales para el tejido cerebral, los neurotransmisores y las enzimas). La leche y el yogur están considerados como los lácteos más aconsejables para estudiar debido a su dósis tanto de proteínas como de carbohidratos (la fuente de energía preferida del cerebro).

Carne magra

A cambio de una cantidad menor de grasa, las carnes magras aportan dos minerales necesarios para la concentración y la memoria respectivamente: el hierro y el zinc. Los vegetarianos pueden reemplazarla por hamburguesas de alubias negras y soja, una de las comidas de origen no animal que más hierro aporta. Para sacar el máximo partido a su hierro, combina las alubias negras con tomates o pimiento rojo. Las espinacas son otra buena fuente de este mineral.

Hábitos saludables para el cerebro

El cerebro se alimenta de los nutrientes de lo que comemos, pero los hábitos saludables también desempeñan un importante papel para que este órgano funcione a pleno rendimiento. En este sentido no hay que dejar pasar la oportunidad de hacer ejercicio. Se ha demostrado que el ejercicio moderado puede mejorar las notas de los estudiantes.

La música mejora la memoria de los estudiantes. Pero los jóvenes no son los únicos que pueden beneficiarse cerebralmente de ella. El entrenamiento musical puede aumentar la velocidad de respuesta del cerebro en adultos.

Dormir poco o demasiado está considerado como un factor para el envejecimiento temprano del cerebro. Para tener las habilidades cerebrales en forma, especialmente la concentración, es necesario dormir entre 7 y 9 horas todas las noches.

Pasar tiempo en espacios verdes y practicar la meditación puede ayudar a los estudiantes a mantener elevada la capacidad de atención.

Consejos y trucos para estudiar

  • Asegúrate de tener siempre agua a mano para mantenerte hidratado.
  • Si tienes que memorizar un gran número de conceptos, rodéate de ellos. ¿Cómo? Escríbelos en notas adhesivas y pégalas en lugares visibles que formen parte de tu vida cotidiana. Por ejemplo, el frigorífico, el espejo del baño, el salpicadero de tu automóvil…
  • Considera cambiar de entorno cuando te sientas muy bloqueado. Un lugar nuevo, con su consiguiente cambio de paisaje, aroma y compañía, puede ayudarte a centrarte de nuevo y seguir avanzando.
  • No caigas en la tentación de la comida basura. Apuesta por snacks saludables (bayas, manzana, almendras, etc.) para ayudar a tu cerebro a trabajar a pleno rendimiento durante las sesiones de estudio.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Alimentos, Nutrición

Miguel Serrano es un redactor de contenidos web centrado en la salud y la moda. En su rol en NutriDieta ha cubierto una amplia gama de temas de salud y bienestar durante más de cinco años. Entusiasta de los remedios naturales y la comida sana, a Miguel le encanta ayudar a las personas a tener un estilo de vida más saludable. Sus tres actividades físicas favoritas son el yoga, el running y caminar. También ha practicado deportes como el fútbol, el fútbol sala o el fitness.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.