Alimentos prohibidos en las embarazadas

Es importante prestar atención a ciertos alimentos puesto que investigaciones confirman que ciertas infecciones como la listeriosis y la toxoplasmosis pueden ser transmitidas por ciertos alimentos. La listeriosis se puede evitar limitando el consumo de alimentos crudos. Se pueden escoger quesos pasteurizados y no productos lácteos a base de leche cruda. Además, es muy importante eliminar de la alimentación el pescado crudo, los mariscos crudos y la carne cruda como el carpaccio.

Muchos médicos dicen que comer jamón no es nocivo durante el embarazo, mientras que otros piensan que no es bueno del todo. Sin embargo, se deben evitar los productos de charcutería. Si se elige comer jamón, más vale que sea jamón envasado al vacío y no jamón al corte.

Por desgracia, las frutas también pueden ser peligrosas y transmitir la bacteria de la listeriosis. Por consiguiente, conviene lavar bien las frutas y las verduras antes de prepararlas.

La toxoplasmosis también es algo que preocupa a las mujeres embarazadas. La mayoría de la gente que tiene gatos seguramente ha pensado en esto. Frente a este miedo, se puede realizar un análisis de sangre al comienzo del embarazo para ver si se está inmunizada o no.

Si no se está inmunizada, se deben tomar las mismas precauciones que si se estuviera frente a otras bacterias. La carne muy cocida y nunca cruda, frutas y verduras crudas muy bien lavadas, y cuidado con el contacto con los gatos, es preferible no limpiar sus excrementos durante el embarazo.

Tampoco se recomienda tomar cafeína y otros estimulantes, porque atraviesan la placenta y pueden afectar al feto. Si sois una amante del café, más vale tomarlo descafeinado durante los próximos 9 meses.

Igualmente, las sodas por lo general ofrecen una sensación de hinchazón a la madre. Esto es debido a la gran densidad de azúcar que contienen. Es preferible no beber o limitar fuertemente su consumo. Para terminar, el exceso de azúcar tampoco es bueno porque puede provocar una diabetes gestacional, al igual que la sal que puede aumentar la presión arterial de forma alarmante.



Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa, tiene varias publicaciones en el mercado. Actualmente trabaja en una nueva novela. Apasionado por el mundo de la nutrición, y la salud natural, ha trabajado para diferentes medios de comunicación especializados en la temática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.