Agua de piña casera para mantener una flora intestinal saludable

Esta agua de piña es buena para nuestra flora intestinal, es perfecta para tomarla recién nos levantemos de la cama, nuestro organismo te lo agradecerá. Se puede volver a tomar después de las principales comidas del día.

Para realizarla en casa es sumamente sencilla, tanto que asombra los beneficios que nos aporta. Es ideal para repoblar la flora intestinal, es decir, repoblar un complejo de microorganismos de múltiples especies que viven en el tracto digestivo, en especial el colon.

Estas bacterias y microbios empiezan a llegar a nuestro organismo después de nuestro nacimiento a través de los ingredientes que ingerimos. Esta flora se va multiplicando y a los dos años de edad tenemos nuestra flora bacteriana definitiva.

La flora intestinal

Su función está relacionada con la fermentación y digestión de los alimentos no digeribles, como la fibra vegetal. Influye también en la producción de algunos nutrientes, la absorción de algunos minerales y el equilibrio del sistema inmunitario.

Síntomas de una flora intestinal en mal estado

  • Sufrir infecciones frecuentemente.
  • Hinchazón, gases o flatulencias.
  • Mala digestión.
  • Diarrea o estreñimiento.
  • Parásitos intestinales.
  • Padecer problemas de tiroides.
  • Alergias alimentarias.

Para tratar una flora intestinal dañada podemos recurrir a los probióticos, los organismos vivos de origen natural, que regeneran de manera progresiva la flora. 

Bebida de piña

Mejorará la digestión, evitará la retención de líquidos y la hinchazón, mejora la circulación y combate el dolor y la inflamación.

Ingredientes

  • Cáscara de dos piñas medianas o una grande.
  • 250 gramos de azúcar moreno.
  • 3 litros de agua mineral.

Preparación

  •  Lavamos las cáscaras a fondo con un cepillo.
  • Dejamos la cáscara con un poco de pulpa y cortaremos en trozos.
  • Colocaremos los trozos en un frasco dejamos reposar a temperatura ambiente con un litro de agua.
  • Añadimos el azúcar.
  • Este frasco lo mantendremos durante dos días fermentando a temperatura ambiente.
  • Más adelante, colaremos la bebida y añadiremos otro litro, dejaremos fermentar 12 horas más.
  • Para detener la fermentación, añadimos el resto del agua, el litro restante, y lo colocaremos en la nevera. Se puede endulzar no sólo con azúcar sino con lo que más guste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *