Alimentos para aumentar nuestras defensas

chica feliz

Son muchos los factores que nos afectan directamente al organismo, en particular a nuestras defensas. El sistema inmunológico puede verse afectado por diversas causas: estados emocionales intensos como la depresión, ansiedad, falta de sueño, etc.

Por otro lado, si padecemos una enfermedad grave como un cáncer, sida o una enfermedad intestinal, nuestras defensas están muy débiles, haciendo que nos encontremos mucho peor. Es muy cotidiano sentirnos de vez en cuando bajos de ánimo, fatigados o enfermos, nuestras defensas tienen mucho que ver en esto. 

El sistema inmunológico es el encargado de combatir todos estos malestares, tiene que ser capaz de afrontar todos los patógenos externos que intentan entrar en nuestro organismo.

Recurrir a todo tipo de medicamentos cuando nos encontramos un poco mal no es la solución, un abuso continuado de medicamentos y antibióticos pueden ser muy perjudicial ya que nuestro cuerpo se acostumbra a ellos y deja a nuestras defensas sin barreras suficientes para combatir cualquier tipo de infección. Se ha comprobado que las bacterias y hongos mutan y se vuelven resistentes a los antibióticos.

pareja saludable

Consejos para aumentar las defensas

A continuación os contamos cuáles son algunos de los trucos que podemos llevar a cabo para aumentar nuestras defensas y tener el organismo a punto para combatir cualquier afección.

  • Consumir calorías para responder ante los ataques: el cuerpo necesita calorías para crear los anticuerpos, son los “soldados” que combaten a los posibles gérmenes que encuentran en el campo de batalla. Lo ideal es aumentar el consumo de frutas, verduras y frutos secos.
  • Descansar lo necesario: es muy importante que nuestro cuerpo esté descansado, tenemos que dormir 8 horas como mínimo para que nuestra energía se recomponga en su totalidad. Cuando sentimos sueño, nuestras defensas no están en alerta por lo que es posible que nos contagiemos con cualquier virus. La cafeína puede hacer que no sintamos sueño, sin embargo, la actividad de nuestro sistema inmune puede verse mermada.
  • Consumir proteínas suficientes para tener calorías para las células: debemos aumentar el consumo de proteínas para que las células que aumentan nuestro sistema inmune para que no se consuma músculo.
  • Mantener un estómago saludable: el estómago es conocido a día de hoy como nuestro segundo cerebro, es un órgano muy importante para tener una buena salud, puede que si padecemos ardores estomacales muy de vez en cuando significa que tenemos un desorden inmunológico, ya que es posible que padezcamos una infección. Para combatirlos, es recomendables consumir yogures probióticos para tener bacterias saludables para tratar el tracto intestinal.
  • Hidratarse adecuadamente: es muy importante tener grandes reservas de agua, ya que la hidratación se vuelve muy importante cuando se está enfermo. Los fluidos transportan los nutrientes al sitio enfermo y limpian la zona de las toxinas.

mandarina

Cómo hacer jugos para aumentar las defensas

Hay una gran variedad de jugos naturales que ayudan a reforzar nuestras defensas. Es en los alimentos donde encontramos la solución a nuestros malestares, la alimentación se trata cada día más como promesa para estar saludables y combatir cierto tipo de enfermedades.

Desde aquí recomendamos ciertos alimentos que sí debemos consumir y otros tantos que no, como son las grasas o azúcares refinados.

  • Miel de abejas: la miel puede actuar como antibiótico natural, para beneficiarnos debemos consumir una cucharada al día.
  • Ginseng: una infusión de ginseng actúa en el organismo previniendo enfermedades y problemas inmunitarios.
  • Té verde: estimula la producción de células inmunitarias.

zumo de zanahoria

Batido de naranja y zanahoria

Es un jugo delicioso y podemos prepararlo fácilmente en casa, nos proporciona nutrientes importantes como la vitamina A y C. Para prepararlo necesitaremos el zumo de dos naranjas y una zanahoria. Extraemos con ayuda de la licuadora los jugos y mezclamos a continuación con un vaso grande de agua mineral.

Jugo de kiwi y naranja

El kiwi es una de las frutas con más contenido de vitamina C, por ello, combinaremos con la naranja para hacer un poderoso jugo para aumentar nuestras defensas.

Lavamos y pelamos los dos kiwis y los introducimos en la licuadora. Podemos añadir una cucharada de polen y el jugo de la naranja y el vaso de agua. Batimos durante dos minutos y consumimos al momento. Consumiremos este batido siempre que nos sintamos débiles.

abejas

Propóleo

La própolis es una especie de resina natural que fabrican las abejas, la utilizan para recubrir los agujeros de la colmena para evitar la proliferación de gérmenes.

Si la consumimos nuestro cuerpo estará reforzado, para consumirlo mezclaremos 20 gotas de propóleo en agua y la consumiremos tres veces al día.

Jugo de naranja, ajo, cebolla y brócoli

Aunque suene una mezcla muy estrambótica, puede ayudarte a reforzar tus defensas. Puede resultar un potente remedio para combatir los gérmenes, los efectos para la salud son muy buenos por ello, en esta ocasión prescindimos más del sabor que de los beneficios y propiedades. Mezclaremos el zumo de la naranja con el licuado de los dos dientes de ajo, la cebolla y el brócoli. Procesaremos y tomaremos un vaso al día durante una semana.

Mandarina, jengibre, limón y miel

Son ingredientes deliciosos que pueden resultar muy beneficiosos. Mezcla el zumo de las mandarinas, el jugo del limón, una cucharada de raíz de jengibre fresco y una cucharada de miel. Añade agua al gusto y toma un vaso cada dos días.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *