6 preguntas frecuentes sobre la osteoporosis

La osteoporosis se debe a una pérdida significativa de densidad en los huesos. Su principal riesgo son las fracturas. Alrededor de la mitad de las mujeres de más de 50 años sufrirán una fractura relacionada con la osteoporosis durante su vida.

¿Cuáles son los síntomas?

A menudo, las personas no se dan cuenta de que tienen osteoporosis hasta que sufren una fractura o un cambio evidente en la postura. El dolor de espalda, causado por cambios en las vértebras, puede ser el primer signo de que algo va mal.

¿Qué causa la osteoporosis?

Nuestros huesos se reconstruyen constantemente a lo largo de nuestra vida. Están compuestos de colágeno y fosfato de calcio. A medida que se envejece, se pierde más hueso del que se sustituye.

¿Todo el mundo padece osteoporosis?

Aunque la pérdida ósea es una parte natural del envejecimiento, no todas las personas pierden tanta como para desarrollar osteoporosis. Sin embargo, cuanto más mayor se es, más probabilidades hay.

¿Los hombres desarrollan osteoporosis?

La osteoporosis es mucho más común en las mujeres, ya que, generalmente, sus huesos son más delgados que los de los hombres y su densidad ósea cae rápidamente por un tiempo después de la menopausia. No obstante, los hombres también están en riesgo. Se calcula que alrededor del 25% de los hombres mayores de 50 años sufrirán una fractura relacionada con la osteoporosis durante su vida.

¿Se puede curar la osteoporosis?

La mayoría de los medicamentos para la osteoporosis reducen la pérdida ósea o consiguen aumentarla ligeramente. Forteo ayuda a construir hueso nuevo, pero requiere inyecciones diarias y sólo se puede usar durante dos años debido a los posibles efectos secundarios. Sin embargo, las nuevas investigaciones dan motivos para la esperanza. Existe un fármaco experimental que realmente podría construir hueso nuevo y revertir la pérdida ósea.

¿Qué hábitos de vida se recomiendan?

Comer alimentos ricos en calcio, pescado que contenga vitamina D y verduras de hoja verde puede ayudar a proteger los huesos. En el lado opuesto están los alimentos procesados, la cafeína y el alcohol. El entrenamiento de fuerza puede desempeñar un papel clave para ayudarte a mantener la densidad ósea. Caminar, trotar y otros ejercicios donde se mueve todo el peso del cuerpo también puede ser de ayuda. Según las investigaciones, las mujeres que caminan sólo 1,5 km diarios tienen de cuatro a siete años más de reserva ósea.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *