Yoga y niños

45

El yoga es una de las disciplinas saludables más antiguas del mundo, originaria de la India, que ha llegado hasta nuestros días brindando beneficios para los distintos niveles de la salud y en los niños, permite controlar la hiperactividad natural, así como ayuda a luchar contra un grave problema social muy actual, la obesidad infantil.

Algunos estudios llevados a cabo por la prestigiosa Clínica Mayo, informaron que el yoga puede es muy útil para calmar a los niños, controlar la obesidad, mejorar la concentración y evitar dolores de cabeza.

Otros estudios demuestran que el yoga es muy efectivo para el tratamiento de las discapacidades mentales y físicas en los niños.

Aquí les brindamos algunos tipos de ejercicios yoga adecuados para los niños:

1. Postura y concentración

Los niños pueden acostarse o sentarse con las piernas cruzadas en el suelo o en sillas y el instructor de yoga instruirá al niño para calmar la mente, cerrando los ojos e imaginando situaciones que los induzcan a la paz interna.

2. Respiración

Los niños aprenden a incorporar los distintos tipos de respiración que enseña el yoga, combinándola con la concentración, poco a poco, para alcanzar el dominio de la respiración profunda, que les brindará beneficios en todos los niveles de la salud, principalmente para su desarrollo.

3. Movimientos suaves

Los movimientos del yoga se caracterizan por su suavidad y armonía, a los cuales los niños irán incorporando las respiraciones adecuadas a cada caso particular, sin forzar en ningún momento a los músculos, para que aprendan a controlar sus cuerpos con mayor eficacia, algo que los beneficiara más adelante en la vida adulta, obteniendo mayor equilibrio o coordinación.

4. Relajación

Después de completar una serie de movimientos, los niños son instruidos en la relajación, con la utilización de imágenes, cuya visualización positiva, alejará cualquier tipo de estrés y por lo tanto controlará cualquier asomo de hiperactividad.

Imagen: MF


Escribe un comentario