Vitaminas y minerales, nuestras necesidades reales

 Verduras

Los estudios muestran que desde hace 30 años somos muchos a no poder cubrir todas nuestras necesidades en nutrientes esenciales: vitaminas, minerales y oligoelementos. Sin embargo no hay que cambiar radicalmente nuestros hábitos para alcanzar la tasa correcta.

La vitamina C (o ácido ascórbico) interviene en muchas funciones del cuerpo. Estimula las defensas inmunitarias, protege la pared de los vasos sanguíneos, favorece la formación de colágeno y de glóbulos rojos, aumenta la absorción de hierro… Antioxidante, anula los radicales libres implicados en muchas enfermedades.

Se trata de las frutas y verduras de color las que contienen más vitamina C (cítricos, frutos rojos como pimiento, patata, o col). En los adultos, las necesidades de vitamina C son habitualmente de 110 mg por día (20% más en los fumadores). Un consumo de 150 g de fruta, 100 g de verduras crudas, y 200 g de verduras hervidas, son suficiente para cubrirlas.

Un último consejo: la vitamina C es destruida por los taninos (té, café), el alcohol, y el tabaco. También es sensible al aire, al agua y al calor. Más vale pues consumir frutas crudas y cocer rápidamente las verduras en la menor cantidad posible de agua (al vapor o en el microondas, por ejemplo).

Más información – ¿En qué alimentos se encuentra la vitamina C?


Escribe un comentario