Vitamina K contra el cancer

image Las personas con ingestas elevadas de vitamina K obtenidas a partir de los alimentos pueden ser menos propensas a desarrollar cáncer, especialmente de pulmón o próstata, en comparación con aquellos que consumen menor cantidad en su dieta.

El estudio fue publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, siendo el primero en examinar la asociación entre la ingesta de vitamina K y el riesgo de desarrollar o morir de cáncer en general, pero también un informe anterior había vinculado a la vitamina con un menor riesgo a padecer cáncer de próstata.

La vitamina K existe en dos formas naturales: la vitamina K1 o “filoquinona”, que se encuentra principalmente en vegetales de hojas verdes, así como algunos aceites vegetales, tales como aceites de canola y soja, y la vitamina K2, o “menaquinona”, contenida principalmente en la carne y el queso, siendo estos alimentos sus principales fuentes en la alimentación.

Los resultados no demuestran que consumir más vitamina K ayuda a reducir los riesgos de ciertos tipos de cáncer, sin embargo sienta las bases para futuros estudios que tratarán de responder a esta cuestión, según investigadores del Centro Alemán de Investigación del Cáncer en Heidelberg.


Escribe un comentario