Vitamina C, para la salud del cartilago

 55

La vitamina C o ácido ascórbico, es una de las vitaminas mas estudiadas a nivel nutricional ya que su alcances asombran, siendo muy conocida por su capacidad para estimular las defensas orgánicas, además es un componente importante para la estructura corporal, en lo que respecta a los tejidos de sostén como el cartílago y los huesos.

La vitamina C es esencial para el desarrollo y mantenimiento de dientes sanos, huesos, piel, cartílago y otros tejidos conectivos, por lo cual su papel en la promoción de la salud general va más allá de sus efectos sobre el sistema inmunológico, al que estimula.

El cartílago es tejido conectivo que se encuentra en todo el cuerpo humano, sobre todo en su caja torácica, la tráquea y las articulaciones entre los huesos, cumpliendo la función de protección ante los daños por fricción y desgaste, además de constituir algunas partes externas del cuerpo, tales como la nariz y el pabellón auricular.

La composición del tejido cartilaginoso se basa principalmente en proteínas, colágeno, azúcares y un tipo de células llamadas condrocitos, el cartílago es más flexible que el hueso, pero más rígido que los músculos y otros tejidos del cuerpo y al no recibir nutrición por la irrigación de vasos sanguíneos, su mantenimiento y reparación depende de estos componentes formativos.

La vitamina C es esencial para la producción de colágeno y debido a que es soluble en agua la vitamina C no puede ser almacenada en el cuerpo, por ello debe ser provista a través de los alimentos a diario, para que cumpla con todas sus funciones estructurales a través de la producción de colágeno.

Pero además la vitamina C ayuda a promover la reparación y el desarrollo si se inyecta directamente en el cartílago, según se demostró en un estudio llevado a cabo por un equipo de la Universidad de Kyushu en Fukuoka, Japón, en el que se demostró que la vitamina C puede aplicarse directamente para ayudar al desarrollo del tejido cartilaginoso.

Imagen: MF


Escribe un comentario