Vitamina C, la amiga del sistema inmune

01

La vitamina C es considerada la vitamina de las defensas orgánicas, ya que es uno de los antioxidantes naturales más poderosos, que nutren literalmente al sistema inmunológico reforzándolo.

Esta vitamina siempre ha sido recomendada para prevenir los resfriados, por su capacidad para elevar las defensas orgánicas, función que cumple aunque éstos se manifiesten, ya que su consumo preventivo reduce la duración y gravedad de esta condición tan común como incomoda. Distintos estudios han evaluado que el consumo de grandes cantidades de vitamina C (1.8 grs. diarios), tomados al comienzo de un resfriado, puede reducir su duración hasta en un 23%.

Otro estudio determinó que las personas que padecen de artrosis, cuando toman menos de 120 mg por día de vitamina C en su dieta, tienen un riesgo cuatro veces mayor de empeoramiento de su condición dentro de los diez años posteriores, en comparación con las personas que reciben 500 mg al día o más de vitamina C y no atraviesan por esta situación.

La vitamina C además entre sus tantas funciones saludables estimula la elaboración de colágeno (sustancia encargada de la cohesión o "pegamento" que refuerza muchas partes del cuerpo, como los músculos y los vasos sanguíneos), que acelera la cicatrización de las heridas.

Es muy simple determinar si tenemos una deficiencia de esta vitamina, ya que los síntomas son; encías sangrantes, fatiga, irritabilidad, fácil aparición de moretones, sangrados, menstruaciones que se extienden más de lo normal, son los primeros signos de deficiencia de vitamina C.

La dosis diaria recomendada ha cambiado a través del tiempo después de distintos estudios, pero en la actualidad se estima que al menos 1.000 mg por día son el ideal, para evitar su deficiencia y favorecer el sistema inmune, sin embargo existen condiciones de salud que requieren mayores dosis, como es el caso de los fumadores, porque tienen niveles bajos de vitamina C, debido a que este hábito letal consume los antioxidantes del organismo, acelerando los procesos de envejecimiento prematuro y distintas enfermedades.

¿Qué alimentos contienen vitamina C?

Las fuentes alimenticias más ricas en vitamina C son las frutas cítricas, kiwis, bayas acerola, brócoli, grosellas, coles de Bruselas, pimientos rojos, el perejil, rosa mosqueta y las fresas.

Imagen: Flickr


Escribe un comentario