Vitamina B6; contra los accidentes cerebro-vasculares “ACV”

12

Se estima que cada 40 segundos alguien en américa del norte sufre de un accidente cerebrovascular, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, siendo una de las principales causas de discapacidad a largo plazo entre hombres y mujeres, por conducir a un daño cerebral e incluso la muerte.

Si bien los cambios de estilo de vida y medicamentos preventivos son la clave, la investigación científica también sugiere que la incorporación de vitamina B6 puede desempeñar un papel fundamental en lo que respecta a la reducción del riesgo a padecer de apoplejía o ACV.

El accidente cerebrovascular es una afección que ocurre cuando el flujo sanguíneo al cerebro se bloquea o una arteria en el cerebro sangra o se rompe, teniendo síntomas que incluyen parálisis o entumecimiento de los brazos, piernas o la cara en un lado del cuerpo, debilidad repentina, dificultad para caminar, confusión, mareos, dificultad para hablar, ver o comprender, así como un dolor de cabeza intenso y repentino.

Su posible origen puede encontrarse en una historia familiar de la enfermedad, la edad, presión arterial alta, colesterol alto, tabaquismo, obesidad y diabetes, como factores de riesgo desencadenantes de la enfermedad.El tratamiento de ACV puede incluir medicamentos para disolver coágulos o sea diluyentes de la sangre, así como procedimientos médicos para reparar los vasos sanguíneos o abrir las arterias bloqueadas.

La vitamina B6 es también conocida como piridoxina, representa una sustancia mineral soluble en agua, que es esencial para el metabolismo de grasas y proteínas, la producción de energía, los nervios, funcionamiento del sistema inmunológico y la producción de glóbulos rojos, las fuentes naturales de vitamina B6 son; el hígado, carne, pescado, aves, cereales integrales, legumbres, frutas y granos.

La investigación científica sugiere que una deficiencia de vitamina B6 está relacionada con un accidente cerebrovascular y los investigadores creen que los niveles inadecuados de vitamina B6 pueden aumentar el nivel de homocisteína, un aminoácido contenido en el cuerpo y que al elevar su nivel puede dañar las paredes arteriales, hacer más fácil que la sangre se coagule y bloquear así los vasos sanguíneos induciendo a la formación de coágulos o trombos sanguíneos, según un informe de la Oficina de Suplementos Dietéticos.

Otra revisión de estudios científicos llevada a cabo por J David Spence en septiembre de 2007 y publicada en la revista "Lancet Neurology", señala la vitamina B6 puede disminuir el riesgo de ictus entre el 19 y el 24 por ciento.

Imagen: MF


Escribe un comentario