Virtudes y beneficios de los probióticos

 Productos lácteos

Los probióticos son bacterias vivas que se encuentran de forma natural o que se añaden a ciertos alimentos. Pero, muchos productos contienen microorganismos, tales como el yogur, leches fermentadas o quesos, por ejemplo.

Pero para ser calificados de probióticos, hace falta que el microorganismo haya demostrado sus beneficios para la salud, y que sobrevivan el tiempo suficiente en el intestino para actuar. Y es que si no se instala de manera duradera, el probiótico produce ciertos beneficios pero de manera transitoria. En definitiva se trata de una especie de garantía de la flora intestinal.

Esto explica que se deban consumir de manera regular los productos que contengan probióticos: una vez que se detiene el consumo, el efecto desaparece. Los primeros probióticos, son bacterias contenidas en los yogures. Están considerados como tales, por el simple hecho de que ayudan a digerir la lactosa.

Las nuevas incorporaciones en probióticos, como el Lactobacilo Casei, y otro como el bifidobacterium han tenido que demostrar sus virtudes, antes de poder ser llamados oficialmente probióticos.

Entre los efectos demostrados de estos probióticos, hay que destacar sus virtudes para los bebés. Muchos estudios han demostrado que si se añaden ciertos probióticos a la leche, el lactante puede disminuir los riesgos de padecer una diarrea. Además, estas bacterias mejorar la reacción inmunitaria.

Más información – Beneficios saludables del kefir


Escribe un comentario