Vinagre de manzana contra la celulitis

vinagre-de-manzana

La celulitis es un tema que trae de cabeza a muchas mujeres, en menor o mayor medida pero todas tienen celulitis en las zonas más críticas del cuerpo: piernas, muslos y brazos. Para solucionarlo or aconsejamos el uso del vinagre de manzana, un alimento ideal para rebajar su aparición.

La celulitis puede resultar muy antiestética, existen varios grados dependiendo de la cantidad. Si en tu caso no es muy grave el vinagre de manzana te ayudará contra tu lucha para que desaparezca paulatinamente. Atiende a los siguientes consejos.

En muchas ocasiones, la única forma de quitarla en su totalidad es mediante una operación de estética, sin embargo, desde aquí proponemos una dieta equilibrada, ejercicio y vinagre de manzana como tus aliados ideales para combatirla.

Vinagre de manzana para tratar la celulitis

Este tipo de vinagre es perfecto para eliminar y reducir los excesos de grasa de nuestras células. Depura el organismo e impide que los lípidos se acumulen en los tejidos.

Hay que utilizarlo como complemento, no debe ser un sustitutivo de nada ya que el vinagre a la larga puede ser dañino si no cuidamos las cantidades, además, el vinagre debe siempre estar diluido en agua o algún otro líquido para no “quemar” ni perjudicar nuestro intestino.

  • Como decíamos, ayuda a eliminar la grasa sobrante del cuerpo y elimina las toxinas que debe desechar.
  • Facilita las digestiones.
  • Baja la tensión arterial y reduce el colesterol malo.
  • Es un alimento alcalinizante, es perfecto para mantener un pH saludable, igual que lo hace el bicarbonato o el limón.
  • Ayuda a que la sangre circule sin inconvenientes.

 

Cómo utilizar el vinagre de manzana

A continuación te sugerimos un plan de dos semanas en los que el vinagre de manzana tiene que estar en tu dieta para conseguir buenos resultados. Un plan de 15 días y otros 15 días de reposo.

Ingredientes

  • 1 litro de agua
  • 30 gramos de vinagre de manzana

Preparación

Tan sólo necesitas una jarra de vidrio de un litro en la que depositar los 30 gramos de vinagre junto al litro de agua. Mezcla bien los dos ingredientes y refrigera. Se debe consumir de la siguiente manera:

  • Un vaso en ayunas nada más levantarte.
  • Un vaso después de la comida principal del día, pasados 20 minutos que es cuando nuestro organismo empieza a digerir los alimentos e impedirá que las grasas se depositen en nuestras zonas más críticas.
  • Un vaso durante la merienda.
  • Un último vaso después de la cena, una vez que hayan pasado los 20 minutos.

Este tratamiento tan sólo debe durar 15 días ya que el vinagre es un producto muy fuerte y no debemos abusar de él.  Pasadas las dos semanas empezarás a notar los beneficios, además, este vinagre ayuda a controlar el apetito ya que es muy saciante, aparta el hambre y te llena la tripa. Combina con alimentos saludables y ejercicio aeróbico todos los días.


Escribe un comentario