Vinagre de manzana y gastritis

85

La gastritis representa una inflamación de la mucosa del estómago y se ve agravada por los alimentos picantes o ácidos, por lo cual el sentido común no indica que debemos mantenernos alejados de ellos, sin embargo existen alimentos que a pesar de su naturaleza acida cuando ingresan en el organismo cambian dicha naturaleza, como es el caso del vinagre de manzana, recomendado en medicina natural como un tratamiento natural para la gastritis, por supuesto siempre bajo supervisión profesional.

El estómago se inflaman por diferentes razones, como por el uso prolongado de analgésicos, consumo excesivo de alcohol y sustancias tóxicas que irritan severamente los órganos, pero además existen ciertas condiciones de salud clasificadas como trastornos autoinmunes provocan que el sistema inmunitario, las cuales atacan a los propios tejidos, así como también bacterias, virus y el estrés emocional juegan un papel de origen en la gastritis.

Los síntomas característicos son dolor en la parte superior del abdomen, falta de apetito y vómitos, siendo la meta de todo tratamiento la disminución de la acidez en el estómago, como la práctica básica que permite desinflamar la zona para que comience su proceso de curación.

Por lo tanto, el médico puede prescribir antiácidos y una dieta carente de alimentos ácidos y condimentos, pero en medicina natural se utiliza un remedio casero a base de vinagre de manzana mezclado con miel y diluida en agua, que es capaz de aumentar la producción de ácido clorhídrico, mejorando la digestión y aliviando la inflamación, teniendo en cuenta que la dilución hace que el vinagre se haga inofensivo en el aspecto acido, pero siempre debe ser recomendado y evaluado por un profesional este tipo de tratamiento.

Para tener en cuenta: la pena recordar que la gastritis tiene muchas causas y cuando alguien sufre de adicciones como puede ser el caso de un alcohólico, las condiciones gástricas no mejoran si no se termina con el habito, por ello éstas situaciones puntuales deben ser tratadas por un médico calificado.

Imagen: MF


Escribe un comentario