Seis comidas que ayudan a lograr un vientre plano y tonificado

Botellas de aceite de oliva

Lograr un vientre plano y tonificado es el sueño de muchas personas. Para conseguirlo, hay que practicar ejercicio de forma habitual (centrando parte de la sesión en el abdomen) y tener unos hábitos alimentarios saludables.

También hay un pequeño atajo que consiste en potenciar la ingesta de ciertos alimentos cuyos nutrientes ayudan al cuerpo a quemar grasa de forma natural, así como a impedir que esta se almacene en nuestro vientre. Además, algunos de ellos tonifican… así que a qué esperas para empezar:

Almendras: Se recomienda consumir este fruto seco con piel para convertir un vientre plano en un vientre tonificado, ya que ayuda a fortalecer los músculos.

Alubias: Se trata de una legumbre que nos ayudará tanto a la hora de quemar la grasa acumulada como al buscar la famosa tableta de chocolate, ya que son conocidas por quemar grasa y fortalecer los músculos.

Avena: El papel que juega en la consecución de un vientre plano puede ser muy importante, ya que combate la obesidad y aporta energía que luego necesitaremos en las sesiones de ejercicio.

Mantequilla de cacahuete: Al contrario de la creencia generalizada, la mantequilla de cacahuete no engorda, sino todo lo contrario. Esta sabrosa crema nos ayudará a quemar grasa, así como a tonificar el abdomen, por lo que su consumo está recomendado para todo el proceso de búsqueda de unos abdominales tonificados.

Aceite de oliva: Poner un chorro de oro líquido en nuestras ensaladas es un gesto sencillo, pero con grandes beneficios para la salud, entre ellos la lucha contra la acumulación de grasa abdominal.

Cereales integrales: Puesto que previenen el almacenamiento de grasa en el cuerpo, no cabe duda de que son un alimento fundamental a la hora de obtener un vientre plano.


Escribe un comentario