Nueve verduras de hoja verde ideales para tu dieta

Lechuga

Como hemos apuntado en más de una ocasión, para llevar una dieta saludable, son fundamentales las verduras, las cuales deben tener una presencia muy importante. Recientemente, dimos un porcentaje que puede ser de ayuda en este sentido, el cual era del 30%. Es decir, que el 30% de los que comemos cada día deberían ser verduras.

Las verduras se presentan en muchas formas y variedades, pero las conocidas como verduras de hoja verde son las más interesantes desde el punto de vista nutricional. A continuación, repasamos las propiedades y beneficios de siete de ellas.

Rúcula: Previene el cáncer y estimula el sistema inmunológico. También es una opción excelente para fortalecer los huesos. Aporta vitaminas A, C, E y K, magnesio, potasio, colina y fibra.

Berza: Regula el colesterol y los niveles de azúcar en sangre. También combate la osteoporosis y estimula el sistema inmunológico, preparándolo para combatir infecciones provocadas por virus y bacterias. Aporta vitaminas A, B6, C, E y K, folato, colina, magnesio, potasio, calcio y fibra.

Lechuga iceberg: Aunque es la más pobre de todas las verduras de hoja verde desde el punto de vista nutricional, este alimento combate la anemia y previene las enfermedades coronarias, así como las relacionadas con la edad. Aporta vitaminas A, C, E y K, folato, colina, manganeso, fósforo, potasio, calcio y fibra.

Col rizada: Es la verdura de hoja verde más nutritiva. Ayuda en la circulación sanguínea, protege los ojos y previene el cáncer. Aporta vitaminas A, B6, C y K, hierro, fibra, folato, calcio, manganeso, magnesio, fósforo, potasio, riboflavina y cobre.

Hojas de mostaza: Previene la artritis y la anemia. También reduce el colesterol y protege contra el cáncer. Aporta vitaminas A, B6, C, E y K, hierro, fibra, folato, calcio, manganeso, magnesio, potasio, riboflavina y tiamina.

Lechuga romana: Promueve la salud coronaria y previene los infartos. Además, esta verdura de hoja verde fortalece los huesos, los ojos, la piel y las membranas mucosas. Aporta vitamina A, C y K, hierro, folato, colina, calcio, manganeso, magnesio, fósforo, potasio y fibra.

Espinacas: Mejora la función de los glóbulos rojos, fortalece los huesos, regula los latidos del corazón, reduce la tensión arterial alta y combate los radicales libres. Aporta vitaminas A, B6, C, E y K, fibra, folato, calcio, riboflavina, manganeso, magnesio, fósforo, potasio y hierro.

Más información – Siete alimentos para fortalecer los huesos


Escribe un comentario