Verano y Repelentes de insectos

image Una necesidad en el verano, es el repelente de insectos para tratar de mantenerlos alejados, pero estas sustancias ¿son malas para nuestra salud?.

Los investigadores están debatiendo si los sprays repelentes pueden estar poniendo en peligro nuestra salud, ya que un producto químico encontrado en muchos repelentes es el DEET (N, N-dietil-m-toluamida), desarrollado y probado en los años 40 y 50 por el Ejército de los EE.UU. para su uso en la Segunda Guerra Mundial.

El DEET es extremadamente eficaz para repeler mosquitos, garrapatas, pulgas, niguas y otros que se alimentan de la sangre, y se lo consigue además de los conocidos aerosoles en toallitas, lociones, cremas, geles y se puede aplicar sobre protección solar.

Pero mientras el DEET ha existido, ha incrementado las dudas sobre su seguridad entre las personas y los científicos por igual, ya que algunos se molestan por el olor, mientras que otros se preocupan de que pueda irritar la piel y muchos han sentido una sensación de quemadura accidental sobre un pequeño corte.

Aunque la Agencia de Protección Ambiental aprobó de nuevo el uso de DEET en 1998 después de una extensa revisión de seguridad, nuevos datos sugieren que la sustancia puede afectar a nuestras células de forma involuntaria.

Un estudio de 2009 encontró que el DEET puede interferir con la actividad de las enzimas que son vitales para el sistema nervioso funcione correctamente.

Los investigadores observaron que el DEET puede también afectar el sistema nervioso de los mamíferos y que más investigación en esta área es necesaria.

El estudio realizado por el Instituto de Investigaciones para el Desarrollo en Francia, y publicado en la revista BMC Biology, encontró que los productos químicos que interfieren con la acción de la colinesterasa (enzima) pueden causar salivación excesiva y lagrimeo en dosis bajas, seguido por espasmos musculares y finalmente en casos extremos ser mortales.

Sin embargo, basados en la revisión de 1998, funcionarios de la EPA determinaron que el DEET, si se utiliza según las instrucciones, no plantea riesgos significativos para la salud de los consumidores.


Escribe un comentario