Ventajas e inconvenientes del régimen Kusmin

Régimen

Para seguir el régimen Kusmin, vuestro menú debe estar compuesto de lo siguiente: en el desayuno se debe tomar un ligero o una crema a base de que blanco sin grasa, aceite de primera presión, medio limón, plátano o miel, cereales integrales, semilla oleaginosas, fruta de temporada.

En la comida, se pueden comer verduras crudas en ensalada, acompañadas de verduras y patatas al vapor, con hígado, o pescado magro, sin materia grasa, o queso magro con un huevo pasado por agua.

El consumo cotidiano de cereales integrales es obligatorio. Para la merienda, se debe dar prioridad a los frutos secos, las frutas frescas, las nueces, o preparar un zumo de frutas. La cena debe ser ligera y sin carne.

El régimen Kusmin previene de ciertos inconvenientes provocados por productos alimenticios y protege los intestinos y su flora, elementos del organismo que no se suelen cuidar. El régimen Kusmin presenta igualmente un menú variado a pesar de la prohibición de comer ciertos alimentos. A pesar de esto, el método Kusmin podría estar cuestionado por la falta de variedad alimenticia.

 Más información – El régimen kusmin para una vida más sana


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario