Uvas, racimos de salud

image Desde las llamadas curas estaciónales o ayunos a base de frutas, hasta las mono dietas que toman una sola variedad para realizar una depuración de la toxemia orgánica, en busca del restablecimiento de la salud, por sus propiedades o beneficios, son las uvas las que se llevan las palmas.

Las uvas desde los tiempos bíblicos y mucho antes aun, han sido registradas como benéficas para la salud, por ello en la fruto terapia ocupan un lugar preponderante para el tratamiento de enfermedades, ya que su composición química las destaca para actuar a nivel toxémico como depurativas por excelencia, por lo tanto es utilizada específicamente en curas o mono dietas terapéuticas.

Su contenido nutricional ha sido comparado con el de la leche materna, en cuanto a su equilibrio de contenido en hidratos de carbono, que es casi idéntico, es muy rica en antioxidandantes o flavonoides que protegen las arterias, favoreciendo la circulación sanguínea.

Su piel contiene el famoso resverastrol o sustancia química que la protege de virus y bacterias, hoy estudiado profundamente por la ciencia, como un compuesto básico para la salud humana, tanto para prevenir como para el tratamiento de las enfermedades, su más alto contenido lo encontramos naturalmente en el vino Tinto, hoy indicado por este motivo para su consumo diario.


Escribe un comentario