Usos del jengibre fresco

jengibre

El jengibre es una raíz que se utiliza por la humanidad desde hace miles de años. Su uso más conocido es en la cocina pero hoy en día sabemos que podemos presentar hasta 14 usos diferentes de esta planta. De la misma manera que la mayoría de las hierbas, el jengibre contiene altos niveles de antioxidantes. Por lo tanto está especialmente recomendado para combatir la inflamación interna del cuerpo y para prevenir las enfermedades.

Los nutricionistas recomiendan el jengibre y otras hierbas similares para mantenerse en buena salud. El consumo de esta hierba también se recomienda para curar el estómago y mejorar el tránsito intestinal. Igualmente, es muy útil para acelerar la producción de enzimas digestivas y ayudar a digerir correctamente.

El jengibre es por lo tanto excelente para los problemas como la indigestión, el estreñimiento y la diarrea. El jengibre tiene propiedades analgésicas y son ideales para aliviar los dolores a nivel de las articulaciones y de los músculos. Por lo tanto es beneficioso para las personas que sufren artritis, porque reduce el dolor y mejora la movilidad.

Su uso está aconsejado igualmente en los atletas y los entrenadores que se exponen a fuertes dolores musculares durante los entrenamientos. Si un día volvéis muy cansados del trabajo, basta con cortar un pequeño trozo de esta planta y meterla en la bañera. Un baño es el mejor remedio para aliviar el cansancio y el estrés debido al trabajo.


Escribe un comentario