Usos del árbol del té

El árbol del te es originario de Australia y tiene numerosas propiedades utilizadas desde la antiguedad.

El aceite esencial del árbol del te tiene propiedades antisépticas, es cicatrizante, antiinflamatorio, bactericida y balsámico; no contiene contraindicaciones y no presenta toxicidad, la única precaución es que no entre en contacto con los ojos, si esto sucediera, se debe de lavar con agua y jabón.

Tiene gran poder de penetración en la piel, ofreciendo una acción regenerante de la misma, además de un  efecto antiséptico.

Es adecuado para pieles grasas;  se pueden diluir cuatro gotas en una cucharadita  de crema facial y aplicar sobre la zona afectada.

En casos de acné es conveniente aplicar unas gotas sobre la zona donde aparecen los granitos.

Para enfermedades víricas como las verrugas se puede combinar con aceite esencial de limón y aplicar por las noches una gota diaria de cada aceite sobre la verruga y cubrirlo con una gasa, en el espacio de un mes, la verruga habrá desaparecido.

Para cuidados del cabello, tanto grasos como secos, se pueden aplicar unas gotas en el champú y masajear al lavar la cabeza.

Ofrece gran protección contra los piojos, se puede añadir al champú y posteriormente después de aclarado el cabello, aplicar unas gotas en el peine para eliminar las liendres.


Categorías

Sin categoría

Escribe un comentario