Usar casco: indispensable para tu protección

Usar casco

Ya sea que andes en bicicleta, en patines o en patineta, el casco es una herramienta de vital importancia para lograr un ejercicio seguro y pleno, en particular en zonas donde los peatones y –en especial- los conductores aún se encuentran en proceso de aprender a convivir y compartir las calles y caminos con los ciclistas.

Y no importa si se trata de hacer ejercicio, de ir al trabajo o de desplazarse hacia algún lado por placer, el casco no debe ser opcional, simplemente debe convertirse en parte integral y esencial de la bicicleta.

De acuerdo con un reporte de Cochrane Database Systemic Review, está comprobado que el casco reduce el riesgo de sufrir lesiones en la cabeza hasta en un 88%, y lesiones faciales en un 65%. Asimismo se sabe que la mayoría de los accidentes de ciclistas que no llevaban casco terminan por lo general mal.

Por ejemplo, durante el 2008 más del 90% de los 714 ciclistas que murieron en Estados Unidos no llevaban casco (de acuerdo al Instituto de Seguros para la Seguridad de Carreteras).

En particular las personas mayores de 30 años deben ser más cuidadosas pues su materia gris ya no se encuentra tan compacta como antes y cualquier golpe en la cabeza, por ligero que sea, puede ser grave. Esto debido a que conforme se envejece el cerebro se encoge, por lo que éste puede rebotar en el espacio sobrante dentro del cráneo y dañarse más fácilmente con cualquier golpe.

Además, en la actualidad existe una gran variedad de precios, colores, formas y diseños en cascos por lo que elegir uno de acuerdo a nuestro gusto es bastante sencillo y fácil –sólo hay que buscar el tipo de casco que se adapte al deporte que se practica, ya sea ciclismo, patinaje o esquí-.

Fuente: Reforma. Salud

Imagen: flickr


Categorías

Sin categoría

Escribe un comentario