Una semana para recuperar un vientre plano

Vientre plano

Es inútil pensar que dejando de comer durante tres días, se van a eliminar los kilos superfluos, al contrario. Por una parte sería peligroso para la salud (falta de vitaminas necesarias para el organismo) y por otro lado, os veríais sorprendidas por el efecto yoyo que se sigue. Durante una semana, se trata de seguir una alimentación sana y equilibrada.

Para ello, se debe comer un poco de todo. En un primer tiempo, reincorporar las frutas y verduras en gran cantidad. A lo largo del año, se tiene acceso a una gran variedad de frutas: clementinas, kiwis, pomelos, manzanas, por ejemplo, que son las frutas del invierno. En primavera, la variedad es mayor. Se trata pues de variar los placeres y saber que se pueden consumir frutas sin moderación.

La cosa puede parecer evidente, pero hay que comer ligero. Para ello, evitar comer demasiados lípidos: mantequilla, margarina, aceite con un índice del 85 al 100% de lípidos. La charcutería también está excluida en la alimentación. Durante una semana, se debe priorizar el consumo de carne magra (conejos, pollo) y pescado.

Contrariamente a lo que se puede pensar, no se debe eliminar el postre como un yogur y queso blanco, que son pobres en lípidos. También se puede acompañar el régimen con pan integral (máximo 150 g por comida).


Categorías

Consejos

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario