Una nueva tendencia para controlar el peso; comer por la nariz

Obesidad

Un programa dietético controvertido destinado a lograr una baja de peso corporal de hasta 20 libras en sólo 10 días, esta recorriendo el mundo, pero se basa en comer a través de un tubo en la nariz.

La dieta se compone de un líquido que ofrece 800 calorías por día que debe ser administrado a través de un goteo nasal, que se está convirtiendo en opción cada vez más popular entre las mujeres que buscan adelgazar antes de un gran día, por ejemplo.

Sin embargo este tipo de dieta tiene algunos efectos colaterales potencialmente desagradables, incluyendo estreñimiento y mal aliento, pero sus seguidores la eligen por encima de los métodos tradicionales para bajar de peso.

Según asegura un especialista a la ABC, es un método sin hambre y eficaz de dieta, ya que a las pocas horas, el hambre y el apetito desaparece por completo y los que la llevan a cabo no tienen nada de hambre por 10 días, que es el plazo adecuado de duración, algo verdaderamente asombroso.

El tratamiento o programa, que se aplica a las personas que hacen la dieta debe llevar una bolsa que contiene una mezcla de agua, proteínas y grasas, solución que gotea lentamente y constantemente en el cuerpo, proporcionando sólo el sustento suficiente para quemar la grasa a través de un proceso llamado cetosis.

La dieta es supervisada por profesionales de la salud y los pacientes no son hospitalizados durante el procedimiento, sino que debe permanecer bajo supervisión. Mientras que los defensores aprecian la dieta por su eficacia, los críticos dicen que esa pérdida rápida de peso puede genera posibles problemas en los riñones y deshidratación.

Fuente: ABC

Foto:  mick / Lumix– Flickr


Escribe un comentario