Una mala dieta puede dañar al feto

Embarazo

Una buena alimentación en la mujer embarazada es decisiva en cuanto al estado nutricional del recién nacido. La ingesta de alimentos en la mujer embarazada es la vía de entrada de nutrientes para el feto. Por consiguiente, el estado nutricional apropiado para las mujeres al comienzo y durante el embarazo es la condición más importante para la existencia del recién nacido, y después para un niño y un adulto con buena salud.

Las cantidades insuficientes de macronutrientes y de vitaminas en la alimentación de la mujer embarazada pueden tener una incidencia sobre un déficit de peso en el bebé con ocasión del nacimiento, y también una mala preparación física de la mujer para el estrés que representa el parto.

El feto y la alimentación de la mujer embarazada

Una mala alimentación del feto en los diferentes estadios del embarazo puede conllevar consecuencias, no sólo con relación al desarrollo del niño, sino también porque se trata de una predisposición a enfermedades crónicas durante su vida de adulto.

La hipótesis del origen fetal de enfermedades crónicas sugiere que las alteraciones de la nutrición del feto y de la endocrinología, conducen a adaptaciones que cambian de forma permanente las estructuras, la fisiología y el metabolismo, y predispone a los individuos a enfermedades cardiovasculares, metabólicas y endocrinas en la edad adulta.

Una mala alimentación de la mujer embarazada puede provocar un pequeño crecimiento del feto y la pérdida de músculo esquelético en los recién nacidos con poco peso. Sin una buena alimentación, el recién nacido puede sufrir alteraciones en las proporciones del cuerpo, tales como un perímetro craneal más grande y una circunferencia abdominal pequeña con relación a la altura.

La mala alimentación al final del embarazo puede afectar al crecimiento del hígado del bebé y provocar la reprogramación del metabolismo del hígado, lo que provoca la regulación del colesterol y la coagulación de la sangre, cambios que son característicos de enfermedades cardiovasculares.

La dieta de la mujer embarazada tiene una relación directa con el desarrollo de estos factores de riesgo de enfermedades crónicas del niño durante la edad adulta. Por esta razón es tan importante que se sigan los consejos del médico para establecer la mejor dieta durante el embarazo.


Escribe un comentario