Un enemigo natural del colesterol, “La Avena”

image Una taza de avena cocida es la manera perfecta de comenzar el día, especialmente si se está atravesando por alguna enfermedad o desequilibrio cardiaco, ya que la Avena, el salvado de avena y harina de avena, contienen un tipo específico de fibra conocida como beta-glucano.

Desde 1963, estudio tras estudio han demostrado los efectos beneficiosos de esta fibra especial que tiene la capacidad de equilibrar los niveles de colesterol, estableciendo que sólo el consumo de 3 gramos de ésta fibra soluble contenida en la avena, por día (una cantidad que se encuentra en un tazón de avena) normalmente disminuye el colesterol total en un 8.23%.

Cuando hablamos de colesterol alto, nos referimos a valores por encima de 220 mg / dl y la reducción de 1% en el colesterol sérico, se traduce en una disminución del 2% en el riesgo de desarrollar alguna enfermedad cardíaca.

Los altos niveles de colesterol se correlacionan con la acumulación de placas, en las paredes de los vasos sanguíneos, si estas placas se dañan o simplemente crecen demasiado, se pueden romper motivando el bloqueo de un vaso sanguíneo (trombosis) y causar un ataque cardíaco, derrame cerebral o coágulos de sangre en otras partes del cuerpo.

Por lo tanto la reducción de los niveles de colesterol alto puede disminuye significativamente el riesgo a padecer enfermedades cardiovasculares y derrames cerebrales.

Un estudio publicado en Archives of Internal Medicine confirma que el consumo de alimentos ricos en fibra, como avena, ayuda a prevenir enfermedades del corazón.


Escribe un comentario