Un buen desayuno combate el estres

desayuno

Saltarse el desayuno puede ser un gran error, según un nuevo estudio que ha demostrado sus efectos positivos sobre el estrés, al mejorar el rendimiento físico y mental durante todo el día.

En el estudio aquellos voluntarios que tomaban su desayuno cada mañana se beneficiario con una reducción del 89 por ciento de la ansiedad ante una situación difícil, siendo capaces de lidiar con el problema un siete por ciento más rápido, a diferencia de los días en los cuales no lo consumieron, según lo demostraron las pruebas físicas y mentales.

De acuerdo con los efectos cognitivos de estudio en total el 61 por ciento de los participantes mostró una mejoría en las pruebas de aritméticas después de comer, así como en el caso de las coordinación ojo-mano, también mejoraron significativamente, según la investigación ha encontrado.

Por el contrario, algunos de los participantes descubrieron que eran incapaces de concentrarse el tiempo suficiente para completar la serie de 25 pruebas adecuadamente si no habían tomado el desayuno al comenzar el día.

En Gran Bretaña, el 48 por ciento de los adultos admiten que se saltan el desayuno por lo menos una vez durante la semana de trabajo, según la encuesta llevada a cabo sobre 2.000 personas, las cuales más de la mitad de ellos se sintieron “estresados“, “aletargados“, “improductivos” y “mal humorados“.

Los participantes de entre 25 a 34 años se vieron particularmente afectados si no comían, según la investigación que se llevó a cabo en el laboratorio Mind Lab con sede en el Centro de Innovación de Sussex, ciudad de Brighton.

Por lo tanto se cumple la regla popularmente conocida, “el desayuno debe ser la principal comida del día”.

Imagen: MF


Escribe un comentario