Trigo y alergias

56

El trigo es uno de los cereales asociados con casi el 90 por ciento de las alergias alimentarias, lo cual se traduce en una reacción del sistema inmunitario que en este caso percibe al cereal como un tóxico, respondiendo con síntomas adversos como; inflamaciones, urticarias y dificultad respiratoria, después de su ingestión.

Se estima que entre el 4 y el 8 por ciento de los niños, así como el 2 por ciento de los adultos, padecen de alergias a los alimentos, según los datos estadísticos de la Universidad de Maryland Medical Center.

El trigo forma parte fundamental de las dietas humanas, siendo las fuentes más obvias de su consumo los productos elaborados como los panificados, galletas y todos los que utilicen su harina como un ingrediente. Por ser tan amplia la gama de productos que se elaboran con el trigo, los especialistas recomiendan a todos aquellos que padezcan de alergia al cereal, comprueben los elementos mencionados en las listas de ingredientes o etiquetas de los productos, para evitar las fuentes potenciales de trigo, como la harina de alto contenido proteínico, salvado, harina de Graham,  la harina, almidón, el gluten de trigo,  sémola, malta de trigo,  almidón modificado y trigo duro.

Muchos panes, cereales, mezclas para hornear, cuscús, pasta, sopas e incluso adobos de carne contienen estos ingredientes, así como la mayoría de las harinas de pastelería también se derivan de trigo.

Naturalmente el trigo puede reemplazarse como cereal por la cebada, arroz, avena, maíz y el centeno, por ello los copos de centeno y las palomitas de maíz, son apuestas seguras pero por sobre todo porque no contienen ingredientes añadidos.

Cuando se es alérgico no solo al trigo, sino también al gluten, que es una proteína del trigo, se deben consumir alimentos etiquetados "sin gluten", como caldos, queso azul y variedades de avena, leche malteada, jarabe de arroz y centeno, que se encuentran en varios tipos de pan, pasta y galletas.

Una de las recomendaciones cuando se come fuera, es que se debe tener mucho cuidado, según la Clínica Mayo, ya que una gran cantidad de preparaciones se elaboran con base de trigo, en alguna u otra forma, por lo cual se deben elegir los alimentos menos elaborados o casi en estado natural.

Imagen: MF


Escribe un comentario