Tres ingredientes para hacer más apetecibles tus ensaladas

Ensalada de arándanos, aguate y almendras caramelizadas

Las ensaladas a base de verduras aportan nutrientes esenciales y muy pocas calorías, lo que las convierte en una comida perfecta para todos los días de la semana. Lo que sucede es que cuando llevamos un tiempo comiendo ensalada cada día corremos el riesgo de aburrirnos de su sabor a pesar de que sabemos lo beneficiosa que está resultando para nuestra salud, así que en esta nota os ofrecemos algunas ideas para que renovéis la textura y el sabor de vuestras ensaladas añadiendo ingredientes no demasiado comunes en las ensaladas, pero que, sin embargo, quedan perfectos en las mismas.

Manzanas Granny Smith: Los ingredientes de las ensaladas suelen tener un rasgo en común: la blandura, lo que puede terminar resultando aburrido. Para romper con ello, una buena idea es añadir manzanas de la variedad Granny Smith, las cuales aportan un toque crujiente además de antioxidantes, fibra soluble y potasio.

Tomates secados al sol: Tienen un sabor fuerte y picante que oculta el sabor amargo de las verduras, pero que, sobre todo, representa una explosión de sabor en la boca, que es justo lo que se suele echar en falta en las ensaladas. También aporta una textura distinta que contribuirá a que comer la ensalada resulte más entretenido.

Aguacate: Al igual que los tomates secados al sol, el aguacate también permite ampliar la gama de texturas de la ensalada, aunque esta es muy distinta, ya que mientras la anterior es masticable, esta es de tipo cremosa. Además, proporcionan cerca de 20 nutrientes esenciales, entre ellos la fibra, el potasio y la vitamina E.


Un comentario

  1. Que buenas ideas, seguro que las pongo en practica. Un beso.

Escribe un comentario