Tres hábitos para cuidar los dientes aparte del cepillado

Sonrisa de Jessie J

Cuidar los dientes previene enfermedades (y no sólo bucales), además de ser clave para causar una buena impresión en los demás. Para conservar una sonrisa blanca y limpia y unas encías saludables no es suficiente con el cepillado, sino que debemos normalizar otra serie de hábitos de higiene dental como los tres que explicamos en esta nota.

Hilo dental: Es fundamental pasarse el hilo dental al menos una veces al día. Solamente cepillando no retiraremos los trozos de comida, bacterias y azúcares que quedan en la boca después de cada comida. El hilo dental puede llegar a zonas donde el cepillo no puede y es una forma fácil de las caries y la enfermedad de las encías. Eso sí, hay que ir con cuidado para no dañar las encías.

Enjuague: Si tomas bebidas carbonatadas a menudo, puedes combatir los azúcares y ácidos que dejan en tu boca mediante un simple enjuague bucal con agua. De esta forma, eliminaremos cualquier resto de azúcar de los dientes y reduciremos el riesgo de sufrir los daños que este provoca en los dientes. Si deseas una mayor efectividad, te recomendamos un enjuague bucal antiséptico, también conocidos como flúor.

Dentista: Visitar a tu dentista de manera regular (al menos una vez al año) es el tercer requisito fundamental para proteger nuestros dientes. Estos profesionales nos pondrán un tratamiento para prevenir futuros problemas y reemplazarán las piezas perdidas para que recuperemos la sonrisa en el caso de que sea necesario.


Un comentario

Escribe un comentario