Tres alimentos subestimados cuyos beneficios te estás perdiendo

Plato de lentejas

A menudo, construimos nuestra dieta basándonos en alimentos que nos resultan agradables al paladar o cuya preparación dominamos completamente. Sin embargo, permanecer en la zona de confort nos puede privar de los numerosos beneficios de los alimentos menos habituales, entre los que aparecen alimentos sin demasiado interés nutricional, pero también alimentos subestimados.

En esta nota, mencionaremos tres alimentos subestimados, los cuales en general no están entre los más consumidos pese a que sus beneficios para la salud están fuera de toda duda.

Lentejas: Las legumbres son fundamentales dentro de una dieta sana y equilibrada, aunque son muchas las personas que pasan esto por alto a causa de los que decíamos antes del sabor y la preparación. Si les damos una oportunidad, las lentejas nos sorprenderán con un sabor bastante más agradable de lo que muchos piensan y, sobre todo, con incontables beneficios, gracias a su riqueza en fibra y los múltiples minerales y vitaminas que aporta.

Salmón: El salmón –incluso si es de tipo envasado– es un pescado asequible que nos reportará omega-3, además de proteínas. Retíralo de tu lista de alimentos subestimados y deléitate con su sabor y el gran número de recetas que puedes preparar con él: pasteles, hamburguesas, ensaladas…

Remolacha: Se trata de otro alimento poco habitual en las dietas en general que, si miramos en su lista de beneficios, no merece, para nada, serlo, sino más bien todo lo contrario. Sea cual sea la modalidad por la que nos decantemos (fresca, en conserva, cruda, asada…), la remolacha nos recompensará igualmente con su fibra, ácido fólico, antioxidantes y vitaminas A y C.


Escribe un comentario