Tres alimentos que no hay que comer antes del ejercicio

Personas practican el running en otoño

Seguro que sois muchos los que con la llegada del otoño os habéis propuesto deshaceros de una vez de esos kilos de más. Algunos estaréis haciendo solamente dieta, mientras que otros la estaréis combinando con actividad física. Si ese es tu caso, atento a lo que tenemos que contarte en esta ocasión, porque hablamos de los alimentos que no hay que comer antes del ejercicio.

Cítricos: Si tienes un sistema digestivo delicado, el ácido de las frutas y zumos puede causarte molestias en el estómago. Así que antes de ponerte a practicar ejercicio por la mañana nunca incluyas el zumo de naranja en el desayuno; en todo caso, déjalo para después.

Fibra: Tomar demasiada fibra antes del ejercicio aumenta la carga que tiene que soportar el estómago, lo que puede ocasionar dolor de vientre y calambres. Una tostada o un tazón pequeño de cereales, está bien, pero intenta no abusar de la fibra si no quieres que te amargue el entrenamiento.

Lácteos: Lo mismo sucede con los lácteos. Para hacer ejercicio, necesitamos las vías respiratorias completamente despejadas, y un atracón de leche, queso o yogur puede congestionarlas, así que deja estos productos para otro momento del día o tómalos pero con mucha moderación.

Además de tener siempre en cuenta los alimentos que no hay que comer antes del ejercicio, también debemos asegurarnos de dejar pasar alrededor de 30 minutos entre la última comida y el inicio del entrenamiento y de que esta sea una combinación de proteínas y carbohidratos complejos no demasiado pesada, más bien ligera; sobre 200 calorías.


Escribe un comentario