Toronja: cítrico delicioso y dietético

Toronjas

Entre los cítricos más consumidos se encuentran la naranja, la mandarina y el limón, sin embargo muchas veces se deja de lado a la toronja pues suele presentar un sabor ácido o amargo. No obstante elegir toronjas de temporada garantiza un sabor más dulce y fresco, además de ofrecer muchos otros beneficios que valen la pena tomarse en cuenta.

Entre estos beneficios destaca su capacidad para desintoxicar el organismo pues ofrece un pH alcalino que elimina sustancias nocivas y tóxicas del cuerpo. Asimismo, presenta altos niveles de fibra convirtiéndola en un alimento digestivo y diurético, ideal para personas que presenten problemas de estreñimiento o del hígado (pues disminuye el ácido úrico).

En cuanto al sistema inmunológico, la toronja ayuda a fortalecerlo ya que presenta una gran cantidad de vitamina C la cual ayuda a evitar resfriados y gripes en cualquier época del año (principalmente en invierno). Además, aporta varios minerales (calcio, hierro, fósforo, magnesio, azufre, cloro y potasio) y otras vitaminas importantes (como la vitamina A, B, B2, B3 y la ya mencionada C).

Otras sustancias necesarias que también ofrece son dos flavonoides: la rutina (protege contra lesiones nefrotóxicas) y la naringina (evita la formación de úlceras), además del ácido galacturónico, que ayuda a disminuir el colesterol en la sangre y a eliminar la placa que obstruye las arterias.

Por último, para las personas que tengan problemas de sobrepeso, es ideal pues casi no presenta azúcar y su alto contenido de agua favorece la sensación de saciedad. De hecho, se recomienda consumir el jugo de una toronja o sus gajos después de una comida grasosa pues ayudará a que las grasas saturadas comiencen a ser procesadas y eliminadas (gracias al ácido málico que facilita el proceso de digestión).

Fuente: Reforma. Salud y Bienestar

Imagen: flickr


Categorías

Sin categoría

Escribe un comentario